Público
Público

Los indígenas peruanos celebran una victoria parcial

El Congreso retira dos de los decretos que han provocado el conflicto en la selva

PÚBLICO

Los líderes del movimiento indígena de Perú celebraron ayer como un victoria la anulación de dos de los nueve conflictivos decretos aprobados por el Gobierno de Alan García. Casi al mismo tiempo, los movimientos amazónicos ordenaron desbloquear las principales vías de comunicación de las regiones del norte.

La retirada de los dos decretos era un paso innegociable para los nativos presentes en la comisión de diálogo convocado por el Gobierno de Alan García tras la masacre ocurrida en Bagua el 5 de junio. Las principales agrupaciones nativas consideran que esta marcha atrás es una victoria "en nuestra a lucha contra los deseos liberalizadores".

Los decretos que serán anulados afectan a los temas forestales, la fauna de la selva y el régimen de uso de la tierra. En la mesa de diálogo participan delegados de la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (AIDESEP) y de una agrupación indígena oficialista minoritaria, junto a mediadores de las iglesias católica y evangélica.

Sin embargo, aunque la tensión en la selva peruana ha disminuido considerablemente tras iniciarse el proceso de anulación de los dos primeros decretos, varias organizaciones internacionales denunciaron ayer estar sufriendo represalias del Gobierno peruano por su activismo a favor del movimiento indígena.

El congresista Luis Gonzales Posada arremetió ayer contra Survival International y Amazon Watch por "impulsar una campaña de calumnias contra Perú", y exigió la devolución por parte de estas ONG de 100 millones de dólares en concepto de ayudas recibidas para la cooperación.

Fuentes de Survival International respondieron en un comunicado que "más que alarmarse por nuestras actividades deberían mostrarse preocupados por la desaparición de un gran número de indígenas cuyo origen directo son las incompetentes tácticas policiales". Precisamente, el relator especial de la ONU para los pueblos indígenas, James Anaya, llegó ayer a Perú para analizar la masacre de Bagua.

Más noticias de Política y Sociedad