Público
Público

El trabajo infantil peligroso se ha reducido a la mitad desde 2000

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo indica que en 2012 trabajaban 168 millones de niños, lo que supone el 11% de la población infantil de todo el mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El trabajo infantil peligroso se ha reducido a la mitad desde el año 2000, pasando de 171 millones a los 85 actuales. No obstante, el progreso sigue siendo 'demasiado lento' para alcanzar la meta acordada por la comunidad internacional de eliminar las peores formas de trabajo infantil para 2016, según destaca el informe Medir los progresos en la lucha contra el trabajo infantil, presentado este lunes por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Las cifras globales, por su parte, indican que un total de 168 millones de niños han trabajado durante 2012, lo que supone el 11% de la población infantil de todo el mundo. En concreto, se trata de 78 millones menos de los 246 millones que trabajaban en 2000, aunque la mayor parte de los avances ha tenido lugar en los últimos cuatro años —entre 2008 y 2012—. El director general de la OIT, Guy Ryder, ha explicado que los datos demuestran que se va 'por la dirección correcta', pero ha advertido de que 'los procesos son aún muy lentos'. 'Si realmente queremos acabar con el flagelo del trabajo infantil en el futuro cercano, entonces es necesario intensificar los esfuerzos en todos los niveles. Existen 168 millones de buenas razones para hacerlo', ha apostillado.

El informe identifica un número de acciones que han impulsado los progresos en la lucha contra el trabajo infantil en los últimos años. De esta forma, concluye que 'las decisiones políticas y las inversiones correspondientes en educación y protección social son particularmente importantes en la disminución del trabajo infantil'. Otras acciones incluyen el compromiso de los gobiernos, el creciente número de ratificaciones de los Convenios sobre trabajo infantil de la OIT, las decisiones políticas acertadas y los marcos legislativos sólidos.

En este sentido, el director de la oficina de la OIT para España, Joaquín Nieto, ha señalado que 'estos datos no son resultado de la crisis económica mundial, sino de la acción política' y añade que no hay un mérito único, sino que se trata de 'la combinación de distintos factores'. Así, ha destacado la contribución de la OIT a través de sus normas y sistema de supervisión, así como con el desarrollo de capacidad y acción directa a través de programas de cooperación internacional. Por otra parte, ha afirmado que es 'necesario' que desde España 'se siga contribuyendo a erradicarlo'. Por ello, insta a mantener la cooperación española en la lucha que realiza la OIT contra el trabajo infantil, sobre todo en América Latina, 'donde el esfuerzo hecho hasta ahora está dando resultados', según concluye el propio Nieto.

Según el informe de la OIT, el mayor número absoluto de niños trabajadores se encuentra en la región de Asia y el Pacífico —con casi 78 millones—, aunque alerta de que África subsahariana continúa siendo la región con la incidencia más alta de trabajo infantil en términos de porcentaje de la población —un 21%—. De 2008 a 2012, el trabajo infantil entre los niños de 5 y 17 años descendió en las regiones de Asia y el Pacífico, América Latina y el Caribe y África Subsahariana. De hecho, en Asia y el Pacífico se registró el mayor descenso por un gran margen, de 114 millones en 2008 a 78 millones en 2012. El número de niños trabajadores también disminuyó en África subsahariana —en 6 millones—, y modestamente en América Latina —en 1,6 millones—. Por su parte, en Oriente Medio y el norte de África hay 9,2 millones de niños trabajadores.

Esta problemática es mayor, por lo general, en los países más pobres, sin embargo, los países de ingresos medios tienen el mayor número de niños trabajadores. Además, el texto advierte de que la franja de edad con mayor número de menores afectados es la que incluye a niños de 5 a 11 años —con un 44% de los casos—.

En lo que respecta al sexo del menor, el trabajo infantil entre las niñas disminuyó un 40% desde 2000, en comparación con el 25% de disminución en el caso de los niños. De esta forma, en porcentajes absolutos, las niñas representaron el 40,6% del total de menores en situación de trabajo infantil, por un 59,4% de varones. Por último, el texto explica que la agricultura sigue siendo 'con diferencia' el sector en el que hay más niños trabajadores, con 98 millones —un 59% del total—. En cualquier caso, apunta que el problema 'no es desdeñable' en el sector servicios —con 54 millones de casos— y la industria —con 12 millones—, en su mayor parte en la economía informal.

Más noticias en Política y Sociedad