Público
Público

El informe de la OIEA tiene "ambigüedades para justificar la presión política", dice Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán criticó hoy el reciente informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que en su opinión presenta ambigüedades cuyo cometido es justificar las presiones políticas.

En declaraciones divulgadas por la agencia de noticias local estudiantil Isna, el portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, aseguró, asimismo, que Irán cree que el asunto debe seguir circunscrito al marco de la citada agencia de la ONU.

"Habitualmente, este tipo de informes contiene ambigüedades para justificar las presiones políticas. Creemos que básicamente, el asunto nuclear iraní debe tratarse como el de un miembro del OIEA", afirmó.

En un informe filtrado el lunes, la citada agencia internacional criticó a Irán por no cooperar lo suficiente para esclarecer los asuntos más controvertidos de su programa nuclear y advirtió de que su información sobre algunas de esas actividades está disminuyendo.

Además, denunció que el régimen de los ayatolá no ofrece respuestas convincentes a los asuntos más delicados, como las posibles dimensiones militares de su programa nuclear y el origen de una nueva planta de enriquecimiento de uranio que construye desde hace años "de forma clandestina" bajo una colina.

Mehmanparast ofreció hoy una interpretación distinta del informe, que en su opinión "vuelve a confirmar que las actividades nucleares de Irán no se han desviado de sus objetivos pacíficos y que no se han percibido actividad militar en el trabajo nuclear iraní".

"El único punto en el que se ha insistido en el informe es que Irán no ha puesto en práctica el protocolo adicional pese a las normas del Consejo de Seguridad. Aun así creemos que no existe base legal para que la cuestión nuclear iraní sea tratada por el Consejo de Seguridad en vez del OIEA", apostilló.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y aplicación militar cuyo objetivo sería adquirir armas nucleares, alegaciones que Teherán rechaza.

A mediados de octubre, representantes de Washington, París y Moscú ofrecieron a Irán un acuerdo para mantener su actividad nuclear y reducir las sospechas que se ciernen sobre su programa de enriquecimiento de uranio, al que Irán aún no ha respondido

Este lunes, durante una rueda de prensa con su colega chino, Hu Jintao, el presidente norteamericano Barack Obama advirtió a Irán de que deberá demostrar que sus intenciones son pacíficas o asumir las consecuencias.

"Estamos de acuerdo sobre el hecho de que la República Islámica debe garantizar a la comunidad internacional que su programa nuclear es pacífico y transparente", afirmó Obama.

"Es esta cuestión, los dos países y el resto de miembros del grupo 5+1 estamos unidos", agregó,

Jintao, afirmó, por su parte, que ambas partes se encuentran de acuerdo en resolver la cuestión "mediante el diálogo".

Más noticias en Política y Sociedad