Público
Público

Las instituciones y Athletic defienden el nuevo San Mamés como "un proyecto tractor"

EFE

Las instituciones socias del Athletic Club en la construcción del nuevo San Mamés, Diputación Foral de Vizcaya, Gobierno Vasco y Ayuntamiento de Bilbao, así como el club bilbaíno y la Bilbao Bizkaia Kutxa, han defendido hoy el nuevo San Mamés como "un proyecto tractor" para las economías bilbaína, vizcaína y vasca.

"En época de crisis tenemos la obligación de mirar un poco más allá y este es un proyecto tractor de futuro, un proyecto multiplicador en cantidad de sectores económicos", ha dicho en la presentación de la maqueta del nuevo campo el diputado General de Vizcaya, José Luis Bilbao, a quien el presidente del Athletic, Fernando García Macua, ha reconocido como el gran impulsor de la idea.

A ambos les han acompañado en la sede de la diputación vizcaína, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el secretario general de la Lehendakaritza del Gobierno Vasco, Manuel Salinero, el presidente de la BBK, Mario Fernández, y el arquitecto del proyecto, César Azcárate, de la firma IDOM.

Todos han compartido las palabras de Bilbao de que se trata de "un proyecto de regeneración urbana, un proyecto de ciudad, de territorio y de país".

"Que sea un elemento tractor y regenerador para la ciudad", ha deseado Azkuna, quien "al principio no veía bien la operación" y solo se decidió a participar tras "mucho tiempo de reflexión" y "pensando no sólo en el Athletic, sino también en la nueva entrada a la ciudad y en la Universidad porque el nuevo campus tecnológico es muy importante".

Tanto Fernández como Salinero han coincidido en que el nuevo proyecto "es más que un campo de fútbol". "Es un proyecto para Bilbao, para Vizcaya y para Euskadi", ha subrayado el representante del Gobierno Vasco, que ha destacado el impacto que se espera de la nueva construcción en "el empleo y las nuevas economías".

Salinero ha trasmitido la pretensión del ejecutivo autonómico de que "se trate de dar toda la racionalidad económica posible" y "haya una utilidad pública" de la nueva instalación, para lo que ha avanzado conversaciones con las federaciones de "tenis y atletismo".

Macua, por su parte, ha destacado el entendimiento entre todos los agentes implicados en la construcción del campo. "Trabajando en común podemos hace grandes cosas", se ha felicitado del acuerdo alcanzado y plasmado con creación de la Sociedad San Mamés Barria, en la que participan las tres instituciones, la BBK y el Athletic.

La construcción del nuevo campo tendrá "un coste neto de unos 160 millones de euros", ha explicado Macua. Para llegar a ese presupuesto, Gobierno Vasco, diputación y BBK aportarán 55 millones cada uno, el Athletic 42 millones y el ayuntamiento 11. De esa cantidad, 17 millones de la Diputación y otros 17 del Athletic son en terrenos y los 11 millones municipales en exención de tasas.

El diputado General ha adelantado que "la primera piedra del nuevo campo se pondrá en primavera" y Macua que las obras durarán unos 5 años, por lo que se espera que finalice la construcción "para 2015". Una fecha muy posterior a la inicialmente prevista de 2012, pero, en todo caso, válida para que pueda ser "sede del Mundial 2018", como desea Bilbao, si España es designada organizadora.

Según el último proyecto realizado, el nuevo San Mamés tendría una capacidad para 53.000 espectadores, menos de los 58.000 que se llegaron a proyectarse, debido a que un campo de tales dimensiones, según Macua, "supondría un salto en el coste inasumible".

"En ese sentido, es un proyecto equilibrado", ha asegurado el presidente del Athletic sobre una instalación que Bilbao ha calificado como "la nueva maravilla" de Bilbao, Vizcaya y Euskadi.

"Es el estadio que cualquier equipo del mundo sueña tener. Se convertirá en un icono no sólo para la ciudad si no también para el club", ha resumido el arquitecto de la obra lo que, a su juicio, será el nuevo San Mamés.

Más noticias de Política y Sociedad