Público
Público

Instituto forense confirma que restos entregados por FARC son de Guevara

EFE

El instituto colombiano de Medicina Legal confirmó hoy en Bogotá que los restos entregados hace dos días por las FARC son los de Julián Ernesto Guevara, oficial de la policía que murió en cautiverio como rehén de esta guerrilla.

El resultado de las pruebas a las que fueron sometidos los restos fue anunciado por la directora del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF, estatal), Luz Janeth Forero, cuya entidad los recibió el mismo jueves por la noche.

"La prueba arrojó que la señora Emperatriz (de Guevara) es probable que sea la madre de los restos recibidos en el 99,9999 por ciento", explicó la funcionaria en una reunión con la prensa.

"Es decir, que con una probabilidad tan alta no se excluye como la madre biológica de los restos recibidos", agregó la directora del INMLCF, que el viernes había considerado posible que el centro forense pudiera ofrecer el resultado en un tiempo récord.

Forero hizo la previsión tras informar que su institución contaba desde hace varios meses con el material genético de la madre del teniente coronel, quien murió el 28 de enero de 2006 tras ocho años como rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ADN de Emperatriz de Guevara fue cotejado con el extraído de muestras de hueso de los restos, obtenido mediante técnicas de biología molecular.

Con ambos se pudo realizar el "cotejo final", lo que permitió llegar a la "identificación fehaciente", que fue formalizada durante una junta médica celebrada antes del anuncio público del resultado.

Para asegurar que los restos pertenecían a un mismo individuo, el equipo forense del INMLCF tomó muestras de hueso de varias partes del esqueleto.

La titular de la institución agregó que en la necropsia médico-legal fueron también recogidas todas las muestras biológicas necesarias para que otros centros científicos, como el Instituto Nacional de Salud (INS), investiguen la posible causa de la muerte del coronel Guevara.

Al parecer, una enfermedad tropical fue la causante del deceso de este oficial, quien cayó en manos de las FARC el 3 de noviembre de 1998, en un cruento asalto a Mitú, la capital del departamento selvático del Vaupés (sureste).

En el ataque murieron 60 policías y 42 fueron hechos cautivos por los rebeldes, que pusieron en libertad a la mayoría de ellos en acciones unilaterales posteriores.

Las FARC entregaron los restos de este rehén el jueves pasado en las selvas del país, en la tercera y última fase de una operación humanitaria encabezada por la congresista opositora Piedad Córdoba, coordinada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y apoyada por Brasil, que facilitó dos helicópteros militares.

La misión comenzó el domingo pasado, con la entrega de Josué Daniel Calvo, en manos de los rebeldes desde abril de 2009, y continuó el martes siguiente, con la puesta en libertad del sargento Pablo Emilio Moncayo, rehén desde diciembre de 1997 y uno de los dos cautivos con más tiempo de secuestro a manos de esta guerrilla.

Con estas liberaciones se redujo a veintidós el número de militares y policías que las FARC retienen con fines de canje, mediante la negociación de un acuerdo humanitario con el Gobierno, por medio millar de insurgentes presos, entre ellos varios extraditados a Estados Unidos. EFE