Público
Público

Irak sigue en el último puesto del índice de países más pacíficos del mundo

EFE

Irak sigue en el último puesto del índice de países más pacíficos del mundo, liderado por Islandia y en el que dieciséis de las primeras veinte posiciones las ocupan democracias europeas, la mayoría miembros de la Unión Europea (UE), según un ránking presentado hoy en Londres.

El "Global Peace Index" de 2008 clasifica a 140 naciones, frente a las 121 del año pasado, a partir de 24 indicadores, como el número de conflictos internos y externos que afectan al país, el crimen organizado, el riesgo de atentados terroristas, el nivel de respeto a los derechos humanos y el nivel de militarización.

Indicadores que demuestran, a juicio de los responsables del índice, que los "más pacíficos" son los países "pequeños, estables y democráticos".

Así, dieciséis de las primeras veinte posiciones del índice, presentado hoy en una rueda de prensa en Londres por su promotor, el filántropo australiano Steve Killelea, son ocupadas por democracias de Europa Occidental o Central, la mayoría Estados miembro de la UE.

Así, tras Islandia, que hace su primera aparición este año en el ránking, se sitúan Dinamarca (2), Noruega (3), Irlanda (6), Portugal (7), Finlandia (8), Luxemburgo (9), Austria (10), Suecia (13), Alemania (14), Bélgica (15), Eslovenia (16), República Checa (17), Hungría (18) y Eslovaquia (20).

Aunque hay países de la UE que no se encuentran en esos primeros lugares, como el Reino Unido, Francia y España, que, con una caída de siete posiciones hasta el puesto número 30, es uno de los diez países que más descienden con respecto al índice del año pasado.

España debe esa peor clasificación a haber experimentado en 2007 un aumento de la violencia vinculada a ETA y la situación en el País Vasco, destacó hoy Robin Bew, director editorial de la Unidad de Inteligencia del diario británico "The Economist" (EIU), que participa en la elaboración del ránking.

Los niveles "relativamente altos" de militarización del Reino Unido y Francia, así como sus industrias armamentísticas y sus exportaciones de armas empujan a ambas naciones hacia abajo en el índice, donde ocupan los puestos 49 y 36, respectivamente.

Frente a las posiciones más similares ocupadas por la mayoría de los miembros de la UE, los integrantes del grupo del G-8 se reparten a lo largo de todo el índice, desde el quinto puesto de Japón al 131 de Rusia, debido, esto último, a sus altos niveles de homicidios, el hacinamiento en las cárceles y la violación de los derechos humanos.

Estados Unidos se sitúa en la posición 97, debido a sus niveles "muy altos" de gasto militar y su participación en conflictos más allá de sus fronteras, pero también por su alto porcentaje de población reclusa, el mayor de los 140 países analizados, y los altos niveles de homicidios.

Otro de los principales actores políticos y económicos del mundo, China, se sitúa en la posición 67.

Un Irak "destrozado por la guerra" vuelve a ostentar la peor clasificación en el índice, acompañado en el furgón de cola por Somalia (139) y Sudán (138).

Los conflictos internos actuales y los altos niveles de militarización en Afganistán (137), Corea del Norte (133), Pakistán (127) y Birmania (126) hacen que estos países ocupen también posiciones bajas de la lista.

También Israel ocupa una de las última posiciones, en el puesto 136, debido a los altos niveles de militarización del país, el conflicto con los palestinos y sus "malas" relaciones con los países vecinos.

Junto a España, también retroceden posiciones este año Venezuela (-8), debido, entre otros motivos, al deterioro de las relaciones con los estados vecinos y al incremento de las exportaciones de armas, y Paraguay (-12), debido al descenso en el respeto a los derechos humanos.

Marruecos, por su parte, experimenta una caída de once posiciones debido a un incremento en el nivel de conflictos internos y del riesgo de atentados terroristas.

Más noticias de Política y Sociedad