Público
Público

Irán dice que la gira de Clinton no logrará influir en los países de la zona

EFE

El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramín Mehmanparast, descartó hoy que la actual gira de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, vaya a influir en la posición respecto a Irán de los países vecinos.

"Los movimientos y los viajes de los funcionarios estadounidenses con el fin de crear conflictos entre los países de la región o de intensificar las sanciones a nuestro pueblo no obtendrá un resultado deseable para ellos", afirmó.

El funcionario respondía así a unas recientes declaraciones de Clinton durante su actual gira, cuando aseguró en Emiratos Árabes Unidos que las medidas punitivas contra Irán "están funcionando" e instó a los países de la zona a colaborar más.

"Los estados de nuestra región tienen un conocimiento e inteligencia elevado y con unidad, convergencia y cooperación no permitirán que nuestra región sufra conflictos y tensiones y que con esa excusa las fuerzas extranjeras penetren más que antes a nuestra región", advirtió.

En su rueda de prensa semanal, Mehmanparast también reiteró que las sanciones no impedirán el crecimiento y el desarrollo del pueblo iraní.

"Nuestro pueblo ha elegido su vía y todos son testigos de que las sanciones no ha tenido influencia en nuestro crecimiento y desarrollo", afirmó.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su programa civil, otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería adquirir armas atómicas.

Las sospechas se centran, sobre todo, en el programa de enriquecimiento de uranio de Irán, país que ha advertido que bajo ningún concepto renunciará a este derecho.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en julio una nueva ronda de sanciones a Irán, después de que este país decidiera enriquecer uranio al 20 por ciento por su cuenta.

Estados Unidos y la Unión Europea sumaron a esta medida colectiva un embargo unilateral, que afecta sobre todo a los productos de doble uso, civil y militar, y al sector financiero.