Público
Público

Israel agradece a Zapatero el freno a la justicia universal

La Audiencia archivó la causa criminal contra siete militares por 14 muertes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Israel, Simon Peres, confirmó ayer en Jerusalén lo que era un secreto a voces: que el Gobierno español ha limitado el principio de jurisdicción universal en un gesto hacia la Administración de Tel Aviv y no por puro pragmatismo, como ha defendido siempre. José Luis Rodríguez Zapatero y Peres comparecieron ayer ante los medios tras una breve reunión y dejaron la sensación de que hablaban para auditorios diferentes.

El mandatario israelí quiso agradecer en primer lugar al español que no llevase a 'los tribunales a los líderes militares y civiles que no hicieron más que defender la vida de su pueblo'. Peres afirmó así que el Ejecutivo español había frenado a la Audiencia Nacional, que el 30 de junio archivó la causa abierta en virtud del principio de jurisdicción universal contra seis militares de Israel y el ex ministro de Defensa Benjamín Ben-Eliezer. El caso data del 22 de julio de 2002, cuando el Ejército hebreo bombardeó la Franja de Gaza y mató a un líder de Hamás y 14 civiles.

Moratinos dijo a Israel que se reformaría la ley para evitar la causa

La Audiencia Nacional dio carpetazo a la causa cinco días después de que el Congreso aprobase por mayoría absoluta limitar el principio de jurisdicción universal. Ayer, la Cámara Baja ratificó definitivamente esta reforma tras haber sido tramitada en el Senado.

Aunque el compromiso del Gobierno con Israel para que sus militares escapen de la misma justicia universal que logró llevar a Augusto Pinochet a los tribunales nació el 30 de enero. En esa fecha, cuando el juez Fernando Andreu anunció que abría la causa, la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, informó en Israel de que tenía el compromiso de Miguel Ángel Moratinos para que la ley española fuese reformada y evitara el proceso. Efectivamente, el Gobierno anunció que estudiaba ajustes en el precepto de jurisdicción universal. Pero negó presiones de Israel.

Peres asegura que los militares sólo defendían «la vida de su pueblo»

Por eso Zapatero, ayer, tanto cuando intervino tras Peres como cuando compareció con el primer ministro Binyamin Netanyahu, aparentó no haber percibido nada. Habló de la 'amistad con Israel' que hay que reforzar y del proceso de paz en el que hay que avanzar con la ayuda de Barack Obama siempre presente y el potencial de la Presidencia española de la UE. Condenó duramente el Holocausto y dijo sentirse 'conmovido' después de haber visitado el Museo en su memoria. Declaró que España será siempre un 'militante activo' que busque la paz en Oriente Próximo, 'con dos Estados que se respeten y con seguridad para Israel'.

El presidente del Gobierno sólo fue un poco más allá de su discurso equidistante en Israel en Ramala se le vio más apasionado con la causa palestina con la valoración del Informe Goldstone de la ONU, que acusa al Gobierno israelí y a Hamás de cometer crímenes de guerra.

Zapatero, como asegura en una entrevista de hoy en el diario israelí Maariv, cree que este texto de la Comisión de Derechos Humanos hay que tomarlo en serio. Pero la respuesta al mismo 'debe ser inteligente, racional y, en ningún caso, un obstáculo para el proceso de paz. Yo sé que es un tema muy sensible en Israel y debemos actuar con cautela'.

Más noticias en Política y Sociedad