Público
Público

IU propone a la comisión que prepare la IX Asamblea y mantener mientras la actual dirección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Permanente de Izquierda Unida ha aprobado hoy una resolución, sin ningún voto en contra, que propone la creación de una comisión para preparar la IX Asamblea y ha decidido mantener la actual dirección federal hasta la celebración de la misma.

Así lo ha anunciado hoy el coordinador ejecutivo de Economía y Mundo del Trabajo de IU, Javier Alcázar, después de la reunión de la Permanente que ha analizado los resultados electorales del pasado domingo y ha comenzado a fijar los trámites para la Asamblea.

El líder de IU, Gaspar Llamazares, se reunirá el próximo jueves con todos los coordinadores de las federaciones para evaluar la situación tras la pérdida de tres de los cinco escaños de IU en el Congreso en la anterior legislatura.

La composición de la comisión que preparará la IX Asamblea, que elegirá al futuro coordinador general, se decidirá en la próxima reunión de la Presidencia Federal del 29 de marzo, previsiblemente.

Después de esta reunión de la Presidencia se celebrará una reunión del Consejo Político para convocar esta asamblea para junio o julio.

Durante la Comisión Permanente, la cúpula de IU ha hecho un análisis "sosegado y tranquilo" de la "difícil situación" que vive la federación tras la pérdida de tres escaños, ha continuado Alcázar.

El coordinador ejecutivo de Economía ha remarcado que IU mantendrá sus órganos de dirección hasta el día de la IX Asamblea.

Además, ha especificado que se creará una comisión "unitaria, democrática, con la participación de las federaciones y de las distintas sensibilidades de IU para articular un buen proceso asambleario".

Este órgano tendrá competencias "plenas" sobre todos los aspectos relacionados con la preparación de la reunión para elegir al nuevo líder (censos, presupuesto y comunicación).

En este sentido, Alcázar ha dicho que quieren ser "ambiciosos" en esta convocatoria "abierta a la sociedad, con mucha participación de la gente para reconstruir y fortalecer el papel de la izquierda en nuestro país".

Llamazares, según ha proseguido el dirigente de IU, tiene la "voluntad", al igual que el resto de la organización, de continuar como diputado los próximos cuatro años.

Alcázar ha afirmado que el actual coordinador ha hecho una intervención "muy sosegada, muy tranquila y muy conocedora" de la "situación difícil", pero también se ha mostrado "muy confiado e ilusionado" en que se va a abrir una etapa "muy importante" de futuro.

Preguntado por la rebaja de subvenciones que sufrirá IU al no tener grupo parlamentario, Alcázar ha asegurado que la "situación económica es muy delicada", pero que la actual dirección está estudiando y trabajando en esta cuestión para dejar resueltos los problemas a los dirigentes que se elijan en la próxima asamblea.

La resolución fue aprobada por 17 votos a favor y cinco abstenciones, lo que demuestra, ha añadido Alcázar, el "buen clima" que ha habido en la Permanente y que habrá en la Presidencia.

El texto reconoce que los resultados del 9-M son "claramente insatisfactorios" y un "fracaso con pocos matices", que se debe, entre otras cuestiones, a la "dinámica bipartidista", el "voto útil" y el sistema electoral.

En este sentido, la federación se compromete a poner en marcha una gran campaña popular por una recogida de firmas a favor de una iniciativa popular masiva que plantee la necesidad de modificar este sistema electoral "injusto" y "antidemocrático".

Estas elecciones marcan el "fin de una etapa de IU", añade el documento, que considera que en el resultado han pesado años de "confrontación", "desgaste interno" y "degradación de la vida organizativa y de la confianza mutua".

"Necesitamos reflexión compartida, capacidad para crear consenso y perspectivas para convencer a nuestra organización y a nuestra base electoral de que hay opciones para salir de esta situación. No ha sido la primera vez que nos vemos en dificultades", contempla la resolución.