Público
Público

IU y CC apoyarán a Bono si se divide el Grupo Mixto y ERC, ICV y NaBai anuncia que no lo respaldarán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

IU y CC han condicionado su apoyo a la candidatura de José Bono para presidir el Congreso a la posibilidad de que una interpretación "muy flexible" del reglamento les permita coaligarse para formar grupos independientes del Mixto, mientras que ERC, ICV y Na-Bai han anunciado que no le apoyarán.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se ha reunido por la mañana con ERC y por la tarde con IU-ICV, BNG, Coalición Canaria, Nafarroa Bai y UPyD, para negociar la composición de las Mesas y las comisiones de ambas Cámaras, ronda de contactos que concluirá mañana con el aún portavoz del PP, Eduardo Zaplana.

Igual que ocurrió ayer en las reuniones con CiU y el PNV, el ex ministro de Defensa ha sido una de las claves de la negociación.

Así, ERC, ICV y Na-Bai han anunciado que no apoyarán a Bono al entender -según el portavoz de la primera formación, Joan Ridao- que "ha arremetido contra el Estatuto de Cataluña" y "mantiene la misma visión política que el PP, pero desde el PSOE", o que un presidente de la Cámara "debe ser capaz de reconocer la pluralidad de la sociedad", a juicio de la diputada navarra Uxue Barkos.

Por el contrario, IU, BNG y CC no han negado su apoyo, aunque el diputado del Bloque Francisco Jorquera ha resaltado que quizá no reúna el perfil más adecuado por su actitud "sectaria" y "sistemáticamente hostil" hacia las fuerzas nacionalistas.

Gaspar Llamazares ha condicionado su apoyo a que finalmente pueda formar un grupo parlamentario independiente del Mixto, ya que "un millón de votos -ha enfatizado- no puede estar circunscrito en un grupo como el Mixto", y a su presencia en las comisiones y en las instituciones que emanan de la Cámara Baja.

Respecto a la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero, Joan Ridao ha considerado "muy difícil, por no decir imposible" que ERC la apoye, ya que su formación es "muy escéptica" con el presidente del Gobierno.

"Nos sentimos engañados porque creemos que la ejecutoria del PSOE en estos tiempos se ha caracterizado por dejarlo todo a medias y por las promesas incumplidas, empezando por el Estatuto, y todo por el miedo al qué dirán del PP, que ha ganado las batallas ideológicas sobre el debate territorial", ha afirmado Ridao.

Por parte de IU, Llamazares ha apuntado que sólo apoyará la investidura si garantiza un giro a la izquierda del Gobierno socialista y un cambio en la Ley Electoral, mientras que el diputado de ICV, Joan Herrera, lo ha condicionado al despliegue del Estatuto de Cataluña y al desarrollo de políticas sociales y de derechos, como la despenalización del aborto.

Desde el BNG, Jorquera ha anunciado que su partido no votará en contra de la investidura, aunque aún sopesa si abstenerse o votar a favor en función de que el PSOE acepte representación nacionalista -de CiU o del PNV, por ejemplo- en la Mesa del Congreso.

La diputada electa de Coalición Canaria Ana Oramas ha supeditado su apoyo a la investidura de Zapatero a los compromisos que éste adopte con el archipiélago; además, ha abogado por una composición de las Mesas que respete la pluralidad política y que se haga viable la división del grupo Mixto en varias agrupaciones parlamentarias.

Uxue Barkos, por su parte, ha condicionado la formación de un grupo independiente del Mixto con otras fuerzas a que haya entre ellos coherencia ideológica y a que su horizonte sea para toda la legislatura.

La última reunión que ha mantenido Blanco, a las 21:00 horas, ha sido con Rosa Díez, aunque la diputada de UPyD no ha comparecido ante los medios de comunicación para informar sobre la marcha del encuentro.