Público
Público

La izquierda critica la "rendición" ante la banca

Se teme que las condiciones del rescate debiliten más la economía lusa

MARIO DUJISIN

Las condiciones que exigirá la UE para el rescate de la vulnerable economía lusa anuncian tiempos de extrema dureza para el país, sin garantías de que en poco tiempo los portugueses sentirán algún alivio. La sombra de Grecia e Irlanda hace aumentar el escepticismo (la economía helena está en recesión, mientras Irlanda sufrió una contracción de 1% del PIB).

Los partidos de la izquierda han criticado "la rendición" del primer ministro José Sócrates ante las "amenazas" de los bancos y de la UE, que exigen más sacrificios y más privatizaciones, redoblando la dependencia de Portugal. Las centrales sindicales coinciden en lamentar la petición del rescate. La prosocialista UGT y la CGTP, dirigida por los comunistas, consideran que la decisión del Gobierno fue producto de la presión ejercida por los bancos y que amenazará aun más al estado social y al futuro del sector empresarial del Estado.

Según Miguel Beleza, exministro de Finanzas y exgobernador del Banco de Portugal, "no hay razones para suponer que la austeridad sentida por los portugueses variará mucho, ya que una buena parte de las medidas ya han sido iniciadas". Ahora, se teme que pueda haber modificaciones en el subsidio de paro, congelación de las pensiones, rebaja de los beneficios fiscales, subida del IVA y ajustes salariales.

Más noticias de Política y Sociedad