Público
Público

La izquierda, favorita para ganar un segundo mandato en Uruguay

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los uruguayos acudían masivamente a las urnas el domingo en una segunda vuelta electoral, en la que el ex guerrillero José Mujica es favorito para ganar la presidencia con la promesa de mantener la exitosa política económica de la gobernante izquierda.

El candidato del oficialista Frente Amplio se enfrenta al ex presidente Luis Alberto Lacalle, del centroderechista Partido Nacional, a quien todas las encuestas dan virtualmente como derrotado.

"La primera vuelta de octubre era de más incertidumbre, no se sabía qué iba a pasar. En esta ya está decidido que Pepe (Mujica) va a ser presidente y que Pepe sea el presidente va a marcar a fuego la historia del Uruguay", dijo Cidy Simonena, una administrativa de 33 años.

Aclamado por decenas de seguidores, que lo despidieron con petardos y gritos de apoyo en el centro de votación, Mujica, un pequeño agricultor de 74 años, fue de los primeros en votar en el barrio obrero Cerro de Montevideo.

El candidato, quien tomó las armas en la década de 1960, fue encarcelado por última vez un año antes del golpe de Estado de 1973, torturado por los militares y liberado tras la vuelta de la democracia en 1985, dijo que pasaría el resto de la jornada en su granja de las afueras de la capital.

Por su parte, el saliente presidente frentista Tabaré Vázquez, un socialista moderado que se retira con una popularidad récord, también votó muy temprano entre gritos de "¡que vuelva! ¡que vuelva!", para las próximas elecciones de 2014, de quienes aguardaban para votar.

Un atípicamente distendido Vázquez permaneció casi media hora en el centro de votación hablando con decenas de personas que le pedían autógrafos y fotografías, además de contestar a todas las preguntas de la prensa.

Lacalle, un abogado y propietario de tierras de 68 años que gobernó el país aplicando políticas neoliberales entre 1990 y 1995, tenía previsto emitir su voto al final de la tarde, como es su costumbre.

Lacalle dijo el domingo que cualquiera sea el resultado de la elección dialogará con Mujica porque "creo que nos lo debemos, tenemos la obligación porque cada uno tendrá más de un millón de personas detrás que le han dado la confianza, no es un tema de opción personal".

El candidato del Frente ganó la primera vuelta electoral en octubre con casi el 48 por ciento de los votos válidos, pero al no alcanzar la mayoría absoluta debió concurrir a la segunda ronda con Lacalle, quien entonces obtuvo un 29 por ciento.

Para la votación definitiva, seis encuestas de intención de voto otorgaron el miércoles al ex guerrillero un apoyo de entre 49,1 y 50 por ciento, ante un 41 a 42,1 por ciento para Lacalle.

En Uruguay el voto es obligatorio y están habilitadas para sufragar unas 2,56 millones de personas, de los 3,3 millones de habitantes. Miles de residentes en el extranjero llegaron en los últimos días al país para participar de la elección.

Vázquez, un oncólogo de 69 años, llevó a la izquierda por primera vez al poder en la historia de Uruguay al derrotar en una primera vuelta a Jorge Larrañaga, actual compañero de fórmula de Lacalle.

Más noticias en Política y Sociedad