Público
Público

James dice que esta vez no bajaron la cabeza y anotaron los puntos ganadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alero LeBron James se mostró feliz por el triunfo (96-100) que los Heat de Miami lograron ante los Thunder de Oklahoma City en el segundo partido de las Finales de la NBA y también por la manera como lucharon y no se dejaron arrebatar en los últimos minutos la ventaja que tenían en el marcador.

"Lo dije antes del partido, que necesitábamos la ayuda de todos si queríamos conseguir la victoria. Lo hicimos y lo logramos porque no bajamos la cabeza sino que anotamos los puntos decisivos", declaró James, que concluyó el partido como máximo encestador de su equipo al aportar 32 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias.

James reconoció que los Thunder son un rival muy difícil que no se dan nunca por vencidos y hasta que no se agota todo el tiempo reglamentario no se puede estar seguro de la victoria.

"Tuvimos que superar que nos dominaron en el cuarto periodo, nos hicieron rachas encestadoras, pero al final lo positivo fue que cuando ellos encestaron no bajamos la cabeza sino todo lo contrario reaccionamos con nuestro ataque y supimos ejecutar", subrayó James, que juega las terceras Finales de la NBA como profesional.

"Necesitamos seguir con esta actitud y esfuerzo si queremos luchar por el título", subrayó James. "Ver como han respondido todos dentro del equipo demuestra que estamos mentalizados como equipo".

James ha confirmado que tiene superado las frustraciones individuales que sufrió en las dos participaciones anteriores en las Finales, la primera con los Cavaliers de Cleveland, y la segunda con los Heat la pasada temporada, al incrementar en 11 puntos el promedio encestador durante los dos primeros partidos.

"Sabía que si el mis compañeros respondían al nivel que tienen como profesionales podíamos ganar a los Thunder y el resultado me demuestra que tenía razón", señaló James, que reiteró que sólo fue posible porque lucharon de principio a fin.

James también despejó las dudas de su capacidad de liderazgo dentro del equipo al responder en los momentos decisivos con los puntos que aseguraron la victoria como los dos que consiguió desde la línea de personal cuando faltaban siete segundos y sentenció el marcador final de 96-100.

"Creo que más importante fue el esfuerzo defensivo que hicimos para que ellos no anotasen los puntos decisivos en los segundos finales del partido", valoró James, que antes de ir a la línea de personal realizó una gran defensa sobre el alero Kevin Durant y le impidió que anotase la canasta que con nueve segundos para el final hubiese significado el empate a 98-98. "Jugamos como equipo".

James dijo que el haber conseguido la ventaja de campo era algo importante para el equipo porque ahora tendrán tres oportunidades de ganar en el American Airlines Arena, pero sólo si mantenían la mentalidad de que tendrían que luchar todavía más de los que lo han hecho.

"Hemos dado un paso adelante, pero falta demasiado para el final porque enfrente tenemos a un rival que puede ganar en cualquier campo y que ahora más que nunca también buscará recuperar lo perdido en su casa", agregó James. "Además nosotros mismos tenemos que corregir algunas cosas que no hicimos bien en el cuarto periodo".

James admitió que él mismo cometió varias perdidas de balón que no le dejaron satisfecho, aunque al final encontró la manera de anotar las canastas y los tiros de personal que aseguraron la victoria.

"Buscamos un triunfo en nuestra visita a Oklahoma City y la conseguidos", agregó James. "Ahora debemos pensar en el tercer partido y lo que significa jugarlo en Miami".