Público
Público

Josep Melià, nuevo presidente de UM por 46 votos, frente a 34 de Buils

EFE

El portavoz parlamentario de UM en el grupo mixto, Josep Melià, ha salido elegido hoy nuevo presidente de Unió Mallorquina (UM) con un total de 46 votos frente a los 34 del otro candidato al cargo, el ex conseller de Turismo Francesc Buils.

Las votaciones se han celebrado esta tarde en un Consejo Político, después de que una reunión de la ejecutiva del partido y permitirá a la formación ocupar el vacío dejado por Miquel Ángel Flaquer tras su dimisión en diciembre por las medidas cautelares dictadas contra él en un caso de presunta corrupción.

Melià se convierte de este modo en el cuarto presidente de la formación nacionalista en dos años, desde que en diciembre de 2007 fuera elegido Nadal en sustitución de María Antònia Munar, actualmente presidenta de honor de UM, ambos también imputados en casos de presunta corrupción investigados por la Fiscalía.

Las votaciones han permitido a Melià contar con el 57,5 por ciento de los votos, frente al 42,5 por ciento que ha dado su apoyo a Buils, pero a pesar de la escasa diferencia, el nuevo presidente ha asegurado que cuenta con la lealtad de todos los dirigentes históricos del partido y con la responsabilidad de los militantes.

No obstante, Melià no descarta que "si se dan las condiciones adecuadas" para ello, se podrá celebrar un congreso posteriormente para elegir de nuevo al presidente de la formación, para el cual no hay ninguna fecha, ha aseverado.

En su opinión, "si hay que hacer un congreso, se hará desde la unidad y nunca desde la tensión ni la confrontación".

"Mi intención y voluntad es la de ser el presidente de todos, los que me han apoyado y los que no", ha agregado Melià, quien ha agradecido expresamente a Francesc Buils que haya sido un "gran rival" y que el proceso haya sido "limpio" y "bastante pacífico".

La llegada de Melià al liderazgo de UM "supone la apertura de una nueva etapa en la Historia política" del partido, según ha indicado él mismo y ha remarcado que su objetivo es hacer de ella una nueva era "ilusionante, enriquecedora y que suponga la recuperación de la credibilidad en el proyecto de centrismo de UM".

Su meta es la "integración" y la "unidad" en su formación, en la que ha señalado "no sobra nadie", y ha abogado por "remar juntos" con el fin de lograr la estabilidad y la tranquilidad que en los últimos tiempos le ha faltado al partido, marcado por los numerosos casos de corrupción que han afectado a varios de sus miembros.

En esta etapa de renovación, Melià propone dos tareas: la de reforzar la proximidad con los alcaldes y regidores de cara a las elecciones municipales, y la de transmitir el mensaje "de centro, nacionalista y liberal" de UM.

A este reto se enfrenta, por el momento, con la misma ejecutiva que hasta ahora y con la vista puesta en que más pronto que tarde se ocupen los puestos que han quedado vacantes en la misma. Su objetivo tampoco está puesto en este momento en ser el candidato a las próximas elecciones autonómicas de 2011, ha asegurado.

"Ser presidente de UM es un orgullo, un reto, no un riesgo", ha afirmado.

Respecto a la cuestión del ex conseller de Turismo y concejal del Ayuntamiento de Palma, Miquel Nadal, que figura imputado en varios casos de corrupción, Melià ha eludido opinar y se ha remitido al órgano de dirección del partido como el foro donde, "a su momento", se tomarán decisiones.

Más noticias de Política y Sociedad