Público
Público

El joven encarcelado por error denuncia que ha vivido "un auténtico calvario"

El joven encarcelado por error demandará a los responsables por no comprobar que sus datos no coincidían con los del delincuente buscado

 

EFE

El joven que estuvo por error cinco días en una prisión de Granada ha denunciado que ha vivido "un auténtico calvario" y ha anunciado que demandará a los responsables del fallo por no comprobar que sus datos no coincidían con los del delincuente buscado.

El joven, Juan Enrique T.M., ingresó en prisión el Jueves Santo porque sus datos personales coincidían con los de una orden de busca y captura dictada por la Audiencia Nacional, pese a que sólo compartía con el verdadero delincuente el primer apellido.

Juan Enrique ha explicado que nunca se había visto en una situación similar y que cuando le colocaron las esposas y lo bajaron al furgón policial, preguntó el "porqué mil veces" y nadie supo darle una explicación.

"Si todas las bases de datos están actualizadas e informatizadas, no entiendo cómo se cometen estos fallos", ha denunciado el joven, que ha señalado además que nadie le ha pedido disculpas.

Juan Enrique, que viajó a la capital granadina para disfrutar de la Semana Santa, se ha mostrado "indignado" por el funcionamiento del sistema judicial y el trato recibido por los funcionarios.

"Cuando ingresé en prisión -recuerda-, les pedí a los funcionarios que me explicaran lo que estaba pasando y solicité la presencia de un abogado que aún estoy esperando".

"Con la llamada que me concedieron, se me ocurrió llamar al compañero que estaba compartiendo conmigo las vacaciones y le dije: empieza a moverte, que es muy fuerte lo que me está pasando y me encuentro desprotegido y no sé lo que hacer", ha relatado.

Gracias a la recomendación de otro preso, Juan Enrique solicitó el jueves por la tarde el habeas corpus, un derecho del ciudadano que ha sido detenido a comparecer inmediata y públicamente ante un juez o tribunal para que decida sobre su ingreso en prisión.

Sin embargo, "el viernes por la mañana el jefe de todos los funcionarios me dijo que el habeas corpus había sido denegado", ha puntualizado.

Antes de abandonar la prisión, Juan Enrique solicitó que subsanaran la orden de puesta en libertad. "En lugar de mi nombre, que es compuesto,- ha dicho- habían puesto otro diferente".

Más noticias de Política y Sociedad