Público
Público

La juez decreta prisión para Santiago del Valle y su hermana Rosa por el asesinato de Mari Luz Cortés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva ha decretado esta noche prisión incomunicada para Santiago del Valle y su hermana Rosa acusados del asesinato de la pequeña Mari Luz Cortés, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Tras prestar declaración en la Audiencia Provincial de Huelva, donde llegaron ayer, jueves, sobre las 17:00 horas, la jueza del Juzgado de Instrucción número 1 de esta ciudad les comunicó la orden de prisión incomunicada por el asesinato de Mari Luz.

Según las mismas fuentes, la jueza ha decretado, asimismo, que Santiago del Valle debe empezar a cumplir "inmediatamente" la sentencia dictada en 2002 por el juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla.

Esa sentencia le condenaba a dos años y nueve meses de cárcel por abusar sexualmente de su hija, que en el momento de los hechos tenía cinco años.

Del Valle tiene también pendiente otra condena de dos años de cárcel que dictó el juzgado penal 4 de Sevilla en diciembre de 2004 por agredir sexualmente a otra menor de 9 años, a la que sorprendió en la escalera de su vivienda.

La salida de los dos detenidos de la Audiencia a la cárcel se ha producido esta noche sin incidentes, a pesar de que ayer poe la tarde las Fuerzas de Seguridad se tuvieron que contener a los presentes tras un cordón policial reforzado por vallas de seguridad, que esperaban a los imputados.

A su llegada a la Audiencia Provincial de Huelva, más de 300 personas les increparon al grito de "asesinos" y les arrojaron palos, piedras y botellas.

Los altercados se saldaron con dos detenidos, uno de ellos menor, y con cinco heridos, dos periodistas, una de ellos redactora de Onda Cero Huelva y el otro un cámara de una productora que trabaja para la cadena Cuatro, que recibieron impactos de piedra en cara y cabeza y precisaron asistencia sanitaria, y tres agentes de Policía, además de dos coches destrozados.

Santiago del Valle ha copado buena parte de la investigación policial sobre la muerte de Mari Luz, fundamentalmente tras conocer sus antecedentes penales por abusos sexuales, y tras confirmar que había abandonado su domicilio en El Torrejón el día después de la desaparición.

Del Valle fue detenido en Granada, poco después de la desaparición de la pequeña y tras prestar declaración, fue liberado por falta de pruebas.