Público
Público

Una juez de EEUU reduce a 22 años la condena de un agente cubano

Reuters

Una juez federal de Estados Unidos redujo a casi 22 años la condena de un agente de inteligencia cubano, cuya sentencia original de cadena perpetua había sido considerada muy dura por un tribunal de apelaciones.

La juez de distrito Joan Lenard volvió a sentenciar a Antonio Guerrero, de 50 años, a 21 años y 10 meses de prisión por su participación en una red de espionaje cubana que, según los fiscales, pretendía entrar en instalaciones militares de Estados Unidos y espiar a grupos de exiliados cubanos en Florida.

La nueva sentencia, aunque reducida desde la cadena perpetua original rechazada el año pasado por un tribunal de apelaciones, es sin embargo algo superior a los 20 años sugeridos por fiscales estadounidenses en un acuerdo de nueva sentencia logrado previamente con Guerrero.

"En la audiencia de hoy, el señor Guerrero no hizo ninguna declaración de arrepentimiento", dijo Lenard, tras señalar que había sido procesado por "delitos muy graves".

Guerrero y otros cuatro agentes cubanos fueron arrestados en 1998 acusados de formar la llamada "Red Avispa" enviada a Estados Unidos para infiltrar a grupos de exiliados opuestos al Gobierno cubano, encabezado entonces por Fidel Castro.

Las autoridades cubanas no estuvieron inmediatamente disponibles para comentar la rebaja de la sentencia de Guerrero. Pero según la web oficial www.antiterroristas.cu, el juicio del martes prueba "la absoluta arbitrariedad del proceso" contra los agentes cubanos.

"La nueva sentencia a casi 22 años de prisión es resultado de la solidaridad internacional y del tenaz esfuerzo de su abogado defensor (...) y aunque no es tan absurdamente exagerada como la anterior, es también injusta", dijo un texto publicado en el sitio.

El caso de los cinco agentes ha obstaculizado las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. La Habana, que exige su excarcelación, los considera héroes y dice que su misión era prevenir ataques "terroristas" por parte de exiliados extremistas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha señalado que quiere mejorar las relaciones con Cuba tras medio siglo de hostilidad.

Vestido con un uniforme de preso color caqui con el pelo corto y gafas, Guerrero no hizo ninguna declaración frente al tribunal, aunque le ofrecieron la oportunidad de hacerlo.

Antes de la sentencia, su abogado Leonard Weinglass, dijo que la reducción de la pena era una "solución razonable".

"Una sentencia de 20 años no es despreciable (...) Estamos hablando de quitarle el corazón a la vida de un hombre", dijo.

El abogado dijo más tarde estar sorprendido de que Lenard optara por aumentar los 20 años sugeridos por los fiscales.

Weinglass dijo a periodistas que esperaba que su cliente, preso en Estados Unidos desde 1998, pudiera salir de prisión en siete años, considerando reducciones de pena por buena conducta.

Los cinco agentes cubanos fueron sentenciados por un tribunal de Miami en 2001 por 26 cargos de espionaje y condenados a penas de entre 15 años de prisión y cadena perpetua.

Un tribunal de apelaciones estadounidense dijo el año pasado que las sentencias contra tres de los cinco acusados, incluyendo Guerrero, eran demasiado duras, pues a pesar de conspirar no lograron transmitir a Cuba información secreta.

La nueva sentencia de los otros dos acusados ha sido pospuesta.

Más noticias de Política y Sociedad