Público
Público

El juez ordena una "inspección ocular en superficie" en busca del cuerpo de Marta del Castillo

EFE

El juez que instruyó el caso de la muerte de la joven Marta del Castillo ha ordenado a la Policía que realice una "inspección ocular en superficie" en un barranco de la llamada Ruta del Agua, en las proximidades de Camas (Sevilla), donde el abuelo de la víctima encontró una manta.

En un auto al que ha tenido acceso Efe, el juez de instrucción 4 de Sevilla dice que, dado que dicha manta no contenía ADN ni otros rastros que pudieran relacionarla con Marta, "no existiría en este momento un motivo razonable para emprender obras de excavación y movimientos de tierra en el lugar".

No obstante, para "agotar, una vez más, todas las posibilidades a nuestro alcance", el juez ordena a la Policía realizar en superficie la "inspección ocular técnico-policial" del paraje "por si existieran otros indicios que aconsejaran profundizar en el operativo de búsqueda".

El juez aprovecha el auto para alabar el "denodado esfuerzo y diligencia" de la Policía en la búsqueda del cuerpo de la joven desaparecida en enero de 2009 y, "como botón de muestra", cita el informe policial aportado la semana pasada con un resumen de los "trabajos, pesquisas y averiguaciones realizadas, imbuidas por el propósito de agotar la investigación de todas las hipótesis, aún las más inverosímiles".

El juez dice que cualquier actuación "estaría amparada siempre por el natural anhelo y esperanza de encontrar a su hija por parte de unos padres destrozados por el sufrimiento", pero añade que "no sería admisible rebasar el ámbito de lo razonable a la hora de destinar recursos públicos en operativos de búsqueda sin un mínimo respaldo".

El lugar donde se va a iniciar la búsqueda se encuentra en un barranco de difícil acceso en la llamada Ruta del Agua, entre los municipios sevillanos de Castilleja de Guzmán y Valencina de la Concepción, y cerca del lugar donde entonces vivía Miguel Carcaño, condenado a veinte años de cárcel por el asesinato de Marta.

La manta aportada por el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva, no reveló ADN de la víctima ni marchas de sangre, por lo que según el juez "no existiría en este momento un motivo razonable para emprender obras de excavación y movimientos de tierra en el lugar".

No obstante, el magistrado ordena llevar a cabo la posibilidad apuntada por la propia Policía en su informe y realizar en superficie, con medios propios del Cuerpo Nacional de Policía, una inspección ocular de la zona.

Su objetivo es "decidir si existen otros indicios que aconsejen profundizar en el operativo de búsqueda", que se uniría a los realizados en el río Guadalquivir, en un vertedero de basuras y en una zanja de Camas (Sevilla) que costaron 616.000 euros y cuyo pago la sentencia de la Audiencia de Sevilla impuso a Carcaño.

Más noticias de Política y Sociedad