Público
Público

El juez Silva vuelve a enviar a la cárcel a Blesa por la compra del banco de Florida

El expresidente de Caja Madrid ingresa en la cárcel de Soto del Real poco antes de las once de la noche. El juez decretó su prisión incondicional al entender que ha habido una "confabulación" para saltarse la ley e

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha ingresado poco antes de las once de la noche en la prisión madrileña de Soto del Real, según han informado a Efe fuentes penitenciarias. El titular del juzgado de instrucción número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, decretó hoy prisión sin fianza para  el exbanquero.

El juez había citado a declarar con carácter de urgencia a Blesa en los juzgados madrileños de la Plaza de Castilla por el asunto de la compra del City National Bank de Florida en abril de 2008.

Es la segunda vez que el juez ordena el ingreso en prisión de Blesa por el asunto de la compra del banco. El expresidente de Caja Madrid se convirtió hace un par de semanas en el primer banquero español en pasar, aunque fugazmente, por prisión durante la crisis, después de que un juez encontrara que existía riesgo de fuga de quien dice 'pulverizó' sus obligaciones al frente de la entidad, posteriormente rescatada como parte del grupo Bankia. El pasado 16 de mayo, el juez ordenó el ingreso de Blesa en la prisión de Soto del Real, que abandonó a las 24 horas tras depositar una fianza de 2,5 millones de euros.

Previamente, había sido citado el exdirector Financiero de la caja, Ildefonso Sánchez Barcoj, quien minutos antes de las 11.00 horas entraba al juzgado para prestar declaración. Su declaración se ha prolongada hasta pasada las 13:30 horas. Después, se realizó una vistilla en la que la acusación solicitó prisión incondicional para el exdirectivo de Caja Madrid. El fiscal se ha opuesto a su petición. El juez comunicó que tomaría su decisión después de escuchar a Miguel Blesa. Luego acordó dejarlo en libertad.

Blesa estuvo declarando durante más de tres horas. Tras el interrogatorio, se celebró una vistilla en la que la acusación que ejerce el sindicato de ultraderecha Manos Limpias reiteró su petición de ingreso en prisión sin fianza del exbanquero. El fiscal se opuso a esta medida. Y el juez acordó su ingreso en prisión incondicional.

Según fuentes jurídicas, el magistrado entiende que han aparecido más indicios de delito en la actuación de Blesa en la compra del City National Bank (delito societario en su versión de administración desleal, y falsedad documental). El juez entiende que el exbanquero participó en una confabulación, en la que habría tomado parte también el exdirector Financiero, para saltarse las normas que obligaban a la entidad a tener que recibir la autorización de la Comunidad de Madrid para realizar la operación. La normativa exigía que las operaciones que supusieran más del 5% de los recursos propios de la caja necesitaban el visto bueno del Gobierno autonómico. El juez entiende que se troceó artificialmente la compra para evitar esta medida de control.

Según fuentes de la acusación, el juez Silva a recibido un informe de la Guardia Civil sobre la compra del banco en Florida. Además, fuentes jurídicas han comentado que en el interrogatorio se ha hecho mucha incidencia en unos correos electrónicos cruzados entre el exdirector financiero y Blesa, en torno a la operación del City National Bank.

En el auto de prisión, de unos 16 folios, comunicado a las partes a primera hora de la noche, el juez asegura que existen 'indicios reforzados' de los supuestos delitos de Blesa, y justifica su ingreso en la cárcel porque 'podría afectar a las pruebas existentes'. El magistrado asegura que la versión del expresidente de la caja de ahorros sobre la compra delbanco es 'absolutamente no creíble'

Caja Madrid no compró el banco en una sola operación, sino que adquirió primero un 87% del capital, y luego, otro 13%. En su declaración, Ildefonso Sánchez Barcoj, según fuentes de la defensa, negó que hubiera habido un troceamiento de la compra, sino que la operación se hizo mediante la modalidad de put and call:  el call es la compra, y el put, la adquisición de una opción de compra, en este caso de un paquete de acciones del expresidente de la entidad de Florida, que lo mantuvo durante un tiempo.

Fuentes de la defensa comentaron que Blesa tomó la palabra al final de la vistilla en la que el juez decidió su reingreso en prisión. El expresidente de Caja Madrid, según estas fuentes, aseguró que en absoluto ha participado en ninguna confabulación. Subrayó que en Caja Madrid actuaba por delegación del consejo de administración, que autorizó la compra. Blesa subrayó que el Banco de España dio el visto bueno a la operación y que la Comunidad de Madrid estuvo informada en todo momento.

Por todo ello, la defensa de Blesa insistió en que existe un 'encarnizamiento' del juez contra el expresidente de Caja Madrid, y consideró 'inaceptable' que, estando recusado, o se haya aparatado del caso. La defensa recurrirá el auto de prisión. Además, tiene pendiente que la Audiencia Provincial resuelva su recusación del juez y un recurso de nulidad contra las actuaciones del juez Silva.

El pasado 31 de mayo, el juez Elpidio José Silva dejó temporalmente la investigación del crédito que Caja Madrid concedió al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán a la espera de que la Audiencia Provincial de Madrid resuelva sobre su recusación, presentada por los abogados de Blesa. El juez  investiga el préstamo por valor de 26,6 millones de euros que la caja de ahorros otorgó a Díaz Ferrán cuando era consejero en 2008.

La defensa de Blesa interpuso hace unos días un incidente de recusación contra el juez Silva al dudar de su imparcialidad y entender que sus decisiones revelan un 'interés personal, directo e indirecto' en la causa, así como una 'enemistad manifiesta' que lleva a pensar que actúa más como 'denunciante' que como un instructor independiente. El abogado de Díaz Ferrán se ha adherido a este escrito de recusación porque considera que el magistrado no está siendo ni pareciendo imparcial.

Por la pieza del Banco de Florida también estaría recusado, si bien esta petición aun no se ha tramitado.

Blesa, amigo del expresidente del Gobierno José María Aznar, presidió Caja Madrid de 1996 a 2010, periodo durante el que se hinchó una burbuja inmobiliaria al calor del crédito barato y ninguna autoridad española tomó medidas contundentes contra los riesgos asociados a la politización de las cajas de ahorros.

Más noticias en Política y Sociedad