Público
Público

El jurado apunta a un cambio de disciplina tras los últimos premios a música y cine

EFE

Varios miembros del jurado del Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2008 apuntaron hoy, al comienzo de sus deliberaciones para conceder el galardón, que se fallará mañana, la posibilidad de un cambio en la disciplina a distinguir tras optar en los últimos cuatro años por la música, la danza y el cine.

Al premio optan 28 candidaturas procedentes de 15 países, entre las que figuran las de los músicos Leonard Cohen y Ennio Morricone, el cocinero Ferran Adrià, el dramaturgo Peter Brook, la violinista Anne-Sophie Mutter, los cineastas Emil Kusturica y Víctor Erice, el Circo del Sol, el Misterio de Elche, Les Luthiers y Fernando Botero.

También optan instituciones como la Scala de Milán, el Teatro Boshoi y el Palau de la Música de Barcelona, además de una amplia representación de la arquitectura -disciplina que no recibe el galardón desde 1999, cuando fue concedido a Santiago Calatrava- con candidatos como Rafael Moneo, Jean Nouvel, Frank Gehry o Tadao Ando.

Para el periodista Fernando Delegado, el galardón de las Artes "en su virtud tiene su defecto" al incluir a un amplio número de disciplinas lo que le hace correr el riesgo de "convertirse en un cajón de sastre" y que entre los candidatos figuren "respetables oficios de todo signo" como el de cocinero "o el de payaso".

Así, según la también periodista Beatriz Pécker, la propuesta de Adriá "tiene muchos a favor y muchos detractores" y, aunque le "encanta" Leonard Cohen, premiar al cantante canadiense "estaría demasiado en la línea de 2007" cuando se concedió a Bob Dylan un Premio que requiere debatir "entre la interpretación y la creación".

"Siempre se debe diferenciar entre intérprete y creador", ha advertido la directora de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, Rosina Gómez Baeza, que ha lamentado además la escasa presencia de artistas plásticos entre las candidaturas.

Para el cineasta José Luis Garci, será "difícil" que el galardón recaiga en alguien de su gremio tras recibirlo Woody Allen en 2002 y Pedro Almodóvar en 2006 con lo que, a su juicio, es probable que se conceda a una disciplina distinta a la de los últimos años.

"A mí me encanta la arquitectura, si te gusta el cine te tiene que gustar mucho. Hitchcock es arquitectura pura", ha añadido.

En la misma línea se ha pronunciado el director de Clásicos Populares, Fernando Argenta, que ha advertido de que los jurados "tienden a desmarcarse de lo reiterativo" y, aunque él "barre para casa" en el campo de la música clásica, el galardón podría ir para la arquitectura "a la que tampoco se han dado muchos premios".

Al comienzo de sus deliberaciones el jurado, presidido por José Lladó, guardó un minuto de silencio en memoria del fallecido jurista Rodrigo Uría, miembro del tribunal en numerosas ocasiones, y mostró su recuerdo "emocionado" a su "inteligencia aguda y brillante", y a su "defensa apasionada de la libertad y la excelencia".

El fallo del galardón de las Artes, que se hará público mañana, será el primero de los ocho Premios Príncipe de Asturias en concederse en la edición de 2008, dotados todos ellos con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró.

Más noticias de Política y Sociedad