Público
Público

Kan confirma "mínimas cantidades de radiación" de una central nuclear

EFE

El primer ministro japonés, Naoto Kan, afirmó hoy que se han liberado "mínimas cantidades de radiación" de una planta nuclear de Fukushima tras el terremoto que sacudió este viernes la costa este de Japón, informó la agencia local Kyodo.

Kan viajó hoy a Fukushima para inspeccionar la planta, donde la radiación había subido a un nivel inusual, de acuerdo con la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón, por lo que se ordenó la evacuación de miles de personas que residen en los alrededores.

Los expertos abrieron de forma controlada las válvulas de algunas campanas que albergan los reactores a fin de liberar vapor de éstos y tratar de rebajar la presión en su interior, que había subido de forma alarmante.

La decisión de abrir las válvulas se tomó después de que la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón alertó de una fuerte subida de la radiación en la planta número 1 de Fukushima, en cuya entrada principal llegó a alcanzar ocho veces su nivel habitual.

Según el mismo organismo, en la sala de control de uno de los reactores la radiación se disparó hasta mil veces su nivel habitual.

También se detectaron problemas a primera hora de hoy en otra planta colindante, la número 2, para rebajar la temperatura de tres de sus cuatro reactores nucleares, según el operador de las instalaciones, Tokyo Electric Power Corporation.

El Gobierno ha asegurado que la cantidad de radiación liberada es muy pequeña y la Agencia de Seguridad Nuclear ha dicho que no entraña un riesgo para la salud de los residentes, aunque a primera hora de hoy se amplió el área de evacuación desde 3 a 10 kilómetros.

La radiación liberada por las plantas nucleares ha suscitado las críticas de grupos ecologistas como Greenpeace, que insistió en que "cualquier cantidad" de material radioactivo en la atmósfera supone un riesgo para las personas.

Para el grupo, el hecho de que la planta nuclear de Fukushima "tenga una fuga" o "se haya hecho que libere" gases contaminantes del reactor en la atmósfera "significa que toda la protección física que debía aislar la radioactividad ha fallado".

Más noticias de Política y Sociedad