Público
Público

Kymani Marley muestra en Marruecos el lado más "revolucionario" de la familia

EFE

El jamaicano Kymani Marley, hijo del mítico cantante de reggae Bob Marley, mostró hoy en Marruecos su actitud más reivindicativa, la que le hace considerarse el "revolucionario" de la familia, con un concierto en el que habló de justicia y de la necesidad de luchar por nuestros derechos.

Durante su actuación en el Festival Gnaua de la localidad de Essaouira, iniciado el pasado jueves y que finaliza este domingo, temas propios de discos como "The Journey" se mezclaron con canciones legendarias de su progenitor, de quien en una conferencia de prensa previa afirmó que no le pesa la fama legada.

"Nunca me canso de hablar de mi padre", aseguró el jamaicano, no sin matizar que en su carrera profesional tiene su propio estilo y manera de concebir la música.

El cantante, para quien una mente libre "es la cosa más importante" que una persona puede tener, indicó que a través de su obra transmite un mensaje de unidad y manifestó creer no sólo en la de África, sino, "en un marco más grande", en la de todos los continentes.

Marley, que a los ocho años de edad se mudó a Estados Unidos y a los veinte sacó su primer disco, "Like father like son", consideró además que "la música es el medio más poderoso para transmitir un mensaje y llegar a la gente".

Declaró que aunque "para un Marley es algo natural tocar música reggae", le gusta "la de todos los géneros y culturas, siempre y cuando su mensaje sea positivo", y se demostró deseoso de colaborar con músicos locales y de observar el resultado que surgiría de dicha fusión.

El autor de discos como "Many more roads" sostuvo también que "la música reggae sale del corazón, del amor por la humanidad y por todos sus individuos", y no del hecho de llevar rastas, que a su juicio "no te convierten ni en rastafari ni en mejor músico".

Más noticias de Política y Sociedad