Público
Público

Laporta cree que "exigir ganar títulos es desmesurado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha subrayado que entiende "desmesurado" que se le exija a la entidad catalana "ganar títulos", pero ha destacado que la mayoría de los conjuntos profesionales barcelonistas "están donde se les exigía a principio de temporada, luchando por las competiciones más importantes".

"Tenemos aspiraciones en fútbol, balonmano, baloncesto y hockey patines", apuntó el mandatario barcelonista, quien 'ondeó' la bandera del optimismo ante la decepción que existe en parte del barcelonismo, primero por la eliminación en la Copa y también porque observa cómo el equipo que entrena Frank Rijkaard no ofrece muchas garantías de éxito.

Laporta ha participado en la primera conferencia 'Encuentros Internacionales del Patronato CatalunyaMón' (CataluñaMundo), que ha tenido lugar en el Instituto Francés de Barcelona, en un auditorio medio vacío.

"Yo tengo que estar motivado sin caer en la ingenuidad. Tenemos un equipo competitivo que puede ganar la Liga y la Champions", ha subrayado el presidente del Barcelona, cuando se ha desviado del discurso que había efectuado acerca de la proyección de este club en el mundo.

Ante la pregunta incisiva formulada por el socio Vicens Casals, que le ha recriminado el momento que vive el club, Laporta ha argumentado la visión que tiene él ante la mirada pesimista de parte del barcelonismo.

"No comparto su insatisfacción. Este año está por ver lo que pasará. Creo que existe cierta satisfacción si se mira que en cinco años hemos ganado dos Ligas y una Champions. Exigir ganar títulos es desmesurado. Yo no busco excusas cuando no ganamos ni practico el victimismo, pero podría hacerlo por la cantidad de bajas que ha habido", argumentó el presidente barcelonista ante la contundencia mostrada por el socio.

El mandatario del FC Barcelona avanzó que en la reunión de junta se había conocido que el censo de socios ha quedado en 161.400, un 50% más de cuando Laporta se hizo cargo del club en junio del 2003.

Durante su intervención ante los asistentes, el presidente azulgrana defendió la divisa que ha explotado el club en los últimos años de que el Barcelona "somos más que un club, y además estamos comprometidos con el mundo".