Público
Público

Lass, un diez para dar y quitar

El medio galo se legitima con el balón

LADISLAO JAVIER MOÑINO

"Xabi Alonso me permite ser más ofensivo, con él me siento más libre". En un equipo plagado de virtuosos, Lass, el héroe menos inesperado ante el Deportivo ha sido el jugador del Madrid más beneficiado por el fichaje de Xabi Alonso y las preferencias posicionales de este. Ahora, el ex mediocentro del Liverpool juega como y donde Benítez no le permitía en el inicio del juego. Esto ha disparado la presencia ofensiva de Lass, que en ataque suele situarse por delante del medio vasco.

Xabi Alonso demandaba a Benítez bajar a recibir a pocos metros de los centrales para salir jugando con apoyos cortos o, desde allí, utilizar su preciso desplazamiento largo de balón. Las consignas de Benítez eran opuestas a sus querencias. Debía entrar en juego con las segundas jugadas, más cerca de la línea divisoria del campo que de los centrales.

Xabi Alonso juega donde y como Benítez no quería y eso dispara a Lass

Pellegrini sí ha encajado a Xabi Alonso en su zona natural cuando el Madrid empieza a jugar desde atrás y ha contribuido a crear al nuevo Lass. No habían transcurrido 30 segundos de partido ante el Deportivo cuando emergió ese nueva versión que pretende no deshonrar el aura y la liturgia del 10 que ahora luce en su espalda. Rodeado de Riki, Valerón y Juan Rodríguez salió de la trampa que le habían tendido con un giro sobre sí mismo y una conducción en velocidad que adornó con un medido pase interior a Kaká. Esa fue la primera gran ocasión del Madrid en su presentación oficial. Y la inventó y la ejecutó Lass, con el diez a la espalda, aunque choque. "Le imprime mucha intensidad al juego defensivo y, además, es bueno con el balón", asegura Xabi Alonso de su pareja. El galo intervino en 47 jugadas ante el Depor, seis más de las que dicen sus números que participaba durante la temporada anterior.

Lass no ha colgado el mono de trabajo, pero ha roto el molde austero y simplista con el que se presentó a su llegada al Madrid. Por entonces aseguraba haber fichado para "robar y entregar el balón". Quitar, Lass sigue quitando; siete balones recuperó ante el Deportivo, en su línea de la campaña pasada. Su relación menos fabril con la pelota la volvió a mostrar en el pase a Raúl que generó el penalti. Otro toque delicado con el interior del pie. Otra jugada decisiva que sumar a la del tanto que logró. Su media de pases que acabaron en ocasión de gol en el curso anterior no llegaba, ni de lejos, a uno. El domingo ejecutó dos.

El francés intervino ante el Depor en seis jugadas más de su promedio habitual

El propio Pellegrini le ha metido en el mismo saco que a Kaká, Cristiano, Xabi Alonso y Benzema para reventar con disparos lejanos las defensas que montan los contrarios en la frontal del área. En menos de una semana, Lass ha igualado sus registros goleadores. Su tanto al Rosenborg y el del Deportivo suman ya lo mismo que su mejor marca: dos goles cuando militaba en el Portsmouth en la temporada 2007-08.

Más noticias de Política y Sociedad