Público
Público
Únete a nosotros

"La lectura de Müller te encoge el estómago"

La escritora tiene cuatro libros publicados en España 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer libro que se publicó en España de Herta Müller fue En tierras bajas en 1990. Era un retrato del pueblo rumano donde ella había nacido y la atmósfera destilaba opresión y precariedad, dos características que definían aquella Rumanía bajo el régimen dictatorial de Nicolás Ceaucescu.

El relato de este ambiente opresivo fue el que movió a Michi Strausfeld, de la editorial Siruela, para dar a conocer a la escritora alemana-rumana entre los lectores españoles. 'Este libro estaba censurado en Rumanía, pero había sido publicado en Alemania en 1984 y el tema era muy novedoso. Lo pedí y me encantó porque me encontré con una prosa muy llamativa y poética, con imágenes inauditas y un mundo del cual en esa época no se escribía. Por todo ello decidí publicarlo en España', explicó Strausfeld a Público al tiempo que aseguraba sentirse muy orgullosa del Nobel: 'Está muy bien dado'.

La traductora Bettina Blanch Tyroller también se quedó deslumbrada cuando tuvo que traducir La bestia del corazón para Mondadori en 1997. 'Me encontré con una prosa directa y descarnada, que es como debía ser la Rumanía de entonces. Una literatura sin florituras, casi sanguinaria. Sus libros son de esas lecturas que te encogen el estómago', señaló a este periódico. Según la traductora, 'sus novelas se acercan a las de la posguerra alemana'.

'En este país nos veíamos obligados a andar, comer, dormir y amar con miedo hasta que volvíamos a necesitar al peluquero y la tijera', escribió Müller en La bestia del corazón. La crítica Cecilia Dreymüller señaló acerca de este título cómo esta autora 'no escribe acerca de la persecucción política, sino sobre la sistemática destrucción de las relaciones humanas del Estado totalitario'.

Müller denuncia una situación política, pero no de forma agresiva. 'Ella penetra en la sensibilidad. Es una poeta del hiperrealismo que ha narrado cómo era el mundo del comunismo y que veinte años después sigue narrando cómo era aquello.Para ella, el lenguaje tiene que decir la verdad, no como hacían los políticos rumanos que lo utilizaban para lo contrario', aseguró Michi Strausfeld.

Un icono en Rumanía

La ensayista rumana Anca Ionita señaló precisamente que aunque Müller se refugiara en 1987 en Berlín occidental, 'en realidad para mí es como si nunca se hubiera ido. Ella está conectada día a día a la Rumanía post 1989. Además, nunca ha renegado de sí misma y de sus experiencias bajo el comunismo'.

Ionita destacó cómo en la actualidad la presencia de la escritora en las librerías rumanas es muy distinta a la de hace veinte años. 'Ella es muy conocida y para la gente que tiene entre 35 y 40 años es un icono. Aunque quizá al retratar esa atmósfera gris bajo el comunismo no resulte tan atractiva para las generaciones más jóvenes'.

Más noticias en Política y Sociedad