Público
Público

Legisladores británicos reclaman acción ante escasez de fármacos

Reuters

Por Ben Hirschler

Gran Bretaña enfrenta un empeoramientoen la escasez de medicinas debido a que suministros vitalesestán saliendo del país porque los exportadores pueden venderlosa mayores precios en cualquier otra parte, indicaronlegisladores.

El All-Party Pharmacy Group (APPG) dijo el martes que elGobierno necesita evaluar formas de limitar este llamadocomercio paralelo, permitido bajo las reglas de la Unión Europea(UE) y que pueden distorsionar la distribución de losmedicamentos de venta bajo prescripción.

La acción de los fabricantes de medicinas para tratar desolucionar el problema introduciendo cuotas para losmedicamentos en su intento por limitar las exportaciones haempeorado la situación.

El comercio paralelo también es un dolor de cabeza parapaíses como Grecia, donde el Gobierno ha reducido drásticamentelos precios de ciertos fármacos, hasta un cuarto, como parte desus medidas de austeridad, lo que aumentó las exportaciones.

En el caso del Reino Unido, las exportaciones han sidoalentadas por una libra débil, haciendo del país un lugareconómico como fuente de suministros, a diferencia de hace unosaños, cuando los precios eran relativamente altos y losmedicamentos se importaban.

El presidente de APPG, Kevin Barron, dijo que existe unasalida dentro de la legislación europea para que el Gobiernoexima a ciertos bienes del libre movimiento si se ve amenazadala salud pública, y este grupo pidió a las autoridades que loconsideren.

"El problema es que la escasez de medicinas esextremadamente grave, y nuestro informe muestra claramente quelos pacientes están sufriendo daños como consecuencia de nopoder obtener medicinas cruciales", indicó Barron.

"Hemos tenido este problema durante cuatro años, y elGobierno ha intervenido para mitigar la escasez en algunasocasiones, sin efecto. De hecho, el problema está empeorando, nomejorando", agregó.

PACIENTES HOSPITALIZADOS

Luego de reunir evidencia por seis meses, APPG indicó quesupo de pacientes con enfermedades graves como epilepsia,esquizofrenia y diabetes que no habían podido obtener sumedicación cuando la necesitaban. En algunos casos, las personasdebieron ser hospitalizadas como resultado de la falta defármacos.

Otros países, incluido Francia, ahora están investigando laposibilidad de prohibir la exportación de medicinas. Barronindicó, respecto de las autoridades británicas: "Este Gobiernonecesita urgentemente ver qué puede aprender de esto".

APPG también señaló que el regulador sanitario de GranBretaña, la Agencia Reguladora de Medicinas y Atención Médica,debería hacer más para solucionar los problemas de suministro yevaluar la posibilidad de limitar el crecimiento de laslicencias farmacológicas mayoristas.

Mientras que la amplia mayoría de los medicamentosdispensados en Gran Bretaña provienen de unos pocos grandesjugadores, como Celesio y Alliance Boots, hay unos 1.800mayoristas autorizados involucrados en el suministro a pequeñaescala y el comercio paralelo.

La práctica expandido de comercio paralelo en las medicinasha sido por mucho tiempo una barrera de contención para grandescompañías farmacéuticas como AstraZeneca, GlaxoSmithKline yPfizer.

Los críticos de la industria también indican que lapresencia de miles de pequeños mayoristas a lo largo de Europahace más difícil controlar el comercio de medicamentosfalsificados.

Más noticias