Público
Público

El Liceo estrena el día 15 dos óperas de Balada inspiradas en el Lejano Oeste

EFE

El Gran Teatro del Liceo acogerá el próximo día 15 en su espacio Foyer el estreno conjunto de dos óperas contemporáneas del compositor catalán Leonardo Balada, "Hangman, Hangman!" y "The Town of the Greed", ambas inspiradas en el Lejano Oeste.

"Hangman, Hangman!" (Verdugo, verdugo) fue estrenada en 1982 en el Teatro Regina por encargo del Festival Internacional de Música de Barcelona, y quince años después se estrenó su continuación, "The Town of Greed" (La ciudad de la avaricia), que el propio autor ha convenido hoy en rueda de prensa que podría tratarse "del segundo acto de la primera ópera".

Balada ha confesado que "aunque estas óperas ya se estrenaron, no se puede decir que sean exactamente las mismas de las originales porque siempre hay cambios, recortes".

Ambas óperas tragicómicas se inscriben en el período de Balada posterior a su adscripción a la vanguardia, entre los años 60 y mitad de los 70.

"Desde entonces -confiesa Balada- mi obra es una combinación de vanguardia y de las líneas tradicionales y folclóricas, que da como resultado que la parte vocal es muy lírica y muy cantada, y por detrás se desarrollan las armonías modernas y aleatorias".

Para "Hangman, Hangman!", el autor se inspiró en una canción del Lejano Oeste "sobre un joven al que condenan a la horca por robar un caballo y al que en el último momento visita su madre y después su padre para comprobar que lo ahorcarán realmente", ha explicado Balada.

A partir de aquí, el compositor teje una historia inspirada en el folclore americano y en los vaqueros en la que realiza una parábola sobre la ambición humana que le sirve para ironizar sobre el poder del dinero en la sociedad americana que tan bien conoce Balada, que ha desarrollado su período docente y profesional en Estados Unidos.

Balada recuperó al personaje principal, Johnny, para componer "The town of greed", cuyo libreto ahonda en la ambición y la codicia de la sociedad americana a partir de la mirada del protagonista veinte años después de ser condenado a la horca, ahora convertido en un próspero hombre de negocios.

En esta segunda ópera, Balada se acerca al folclore americano a través de géneros como el jazz.

El escenógrafo Gustavo Tambascio ha explicado en el mismo acto de presentación que "en Barcelona hemos emprendido la aventura de adaptar el espacio del Foyer -con escenario central y el público próximo alrededor-, por lo que el resultado será algo diferente de la escenografía que se montó para el Teatro de la Zarzuela de Madrid".

El director del Liceo, Joan Matabosch, considera que "el espacio del Foyer, alejado de un teatro a la italiana, juega a favor de las obras de Balada, que combinan bien con esa proximidad del público".

La representación de ambas óperas de Balada se inscribe en el convenio de mecenazgo y colaboración que han firmado el Liceo y la Fundación Caixa Catalunya para fomentar la creación y la difusión de la ópera contemporánea catalana, a la que la institución de ahorro destinará 155.000 euros anuales.

Tras las óperas de Balada, el próximo año se grabará en DVD la ópera "Gaudí", de Joan Guinjoan, con libreto de Josep Maria Carandell, estrenada en el Liceo en 2004, y en CD la ópera "Pirineos", de Felip Pedrell.

Más noticias