Público
Público

Ligero descenso de los intereses de la deuda portuguesa en plena subasta

EFE

Los intereses de la deuda portuguesa están en ligero descenso mientras el Tesoro luso realiza una subasta, anunciada en el último momento, de hasta 1.500 millones de euros a quince meses, la primera tras la crisis política abierta en el país.

Los bonos a diez años, que sirven de referencia en el mercado, se negociaban en el mercado secundario con un interés del 8,43 %, tras haber alcanzado el jueves el 8,45 %.

También los títulos a corto plazo, los más presionados en los últimos días descienden de los máximos históricos de ayer y en el caso del vencimiento a dos años el interés baja al 8,73 %, desde el 8,77 % de la víspera.

En los bonos a cinco años, que en las últimas horas parecían fuera de control y llegaron al 9,62 %, el interés también descendía hasta el 9,57 %.

El Tesoro anunció ayer de improviso la realización de la subasta extraordinaria de hoy, la primera búsqueda de financiación en el mercado desde que dimitió, el pasado día 23, el primer ministro socialista José Sócrates, tras rechazar el Parlamento su cuarto plan de austeridad.

El jefe de Estado, el conservador Aníbal Cavaco Silva, aceptó ayer la renuncia y convocó elecciones, anticipadas en dos años y medio, para el próximo 5 de junio.

La crisis política de Portugal, que ha acentuado la debilidad de su economía y la desconfianza de los mercados en su capacidad de cumplir el estricto programa de saneamiento que le exige Bruselas, hizo descender en la última semana sus calificaciones financieras hasta sólo un nivel de diferencia con el "bono basura".

La creciente presión sobre los intereses de la deuda soberana hace pensar a muchos expertos que Lisboa deberá pedir ayuda externa en breve.

No obstante el Gobierno socialista en funciones ha subrayado que carece de competencias para comprometer un programa económico ante los acreedores y ha devuelto a Cavaco la responsabilidad de solicitar un hipotético rescate.

Más noticias de Política y Sociedad