Público
Público

Livni asegura que política interna israelí no afectará al proceso de paz

EFE

La ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, aseguró hoy que los próximos cambios en la jefatura del Gobierno de su país no afectarán al proceso de paz que desde el año pasado lleva a cabo con la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

"La situación interna en Israel no afecta sus intereses como Estado y tampoco al hecho de que aquí represento esos intereses como ministra de Exteriores", respondió Livni a una pregunta de la prensa sobre esta materia.

Advirtió que las conversaciones que sostuvo el miércoles en Washington con la secretaria de Estado de EEUU, Condolezza Rice, y el principal negociador palestino, Ahmed Qureia, demuestran su compromiso con el proceso iniciado el año pasado en la cumbre de Annapolis (EEUU).

"Creo en ese proceso, que es la única manera de poner en práctica la visión de los dos estados para dos pueblos en el marco de un tratado de paz", apuntó Livni en el breve encuentro con la prensa tras reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La titular de Exteriores aconsejó a sus "colegas palestinos pragmáticos" que no dejaran que la polémica decisión israelí de seguir ampliando sus asentamientos en Cisjordania descarrile el proceso de paz.

"En Annapolis decidimos negociar y cambiar al situación sobre el terreno, al mismo tiempo, decidimos que la situación sobre el terrenos no interferiría en las conversaciones, así lo hemos hecho hasta ahora, y ese es el consejo que les doy a mis colegas palestinos", dijo.

Agregó que Israel también podría utilizar el control que tiene Hamás de la franja de Gaza como un obstáculo para seguir negociando.

Livni no hizo referencia directa en sus declaraciones al anuncio formulado el miércoles por el primer ministro israelí, Ehud Olmert, de que dejará el cargo en septiembre.

La ministra se perfila como la favorita de las próximas primarias del movimiento centrista Kadima, a las que el primer ministro decidió no concurrir a causa de las investigaciones de corrupción que se siguen en su contra.

Sobre su reunión con Ban, Livni dijo que conversaron sobre las amenazas a la seguridad en la región, el programa nuclear iraní y el papel de la ONU en la búsqueda de un acuerdo de paz con los palestinos.

"Creo que la amenaza que todos afrontamos ha hecho entender al mundo que ya no se trata del conflicto que solíamos conocer, uno entre palestinos e israelíes, o entre judíos y árabes, sino que se trata de un conflicto entre extremistas y moderados", aseguró.

Israel, la ANP y EEUU aseguran que sigue siendo posible llegar a un acuerdo de paz antes de finales de 2008, tal como se anunció en la cumbre de noviembre pasado en Annapolis.

Pero las posturas de las dos partes siguen alejadas en asuntos como el estatus de Jerusalén, en cuya parte este los palestinos quieren establecer la capital de su futuro Estado independiente.

Más noticias de Política y Sociedad