Público
Público

Llamazares asume el "fracaso" y no aspirará de nuevo a ser coordinador general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, ha anunciado hoy que no volverá a presentarse como coordinador general de la federación después de su "fracaso" en el 9-M, al conseguir sólo dos escaños en el Congreso de los Diputados.

Llamazares, en una comparecencia en la sede central de IU, ha avanzado que propondrá a los máximos órganos de la federación la celebración en los próximos meses de una Asamblea federal.

Esta Asamblea se celebrará previsiblemente en junio o julio, según han informado a Efe fuentes de la federación.

Llamazares ha asumido personalmente el "mal" e "injusto" resultado de esta elecciones generales, que ha achacado principalmente al "tsunami" bipartidista de PP y PSOE, al sistema electoral y al "voto útil" este "fracaso".

No obstante, Llamazares ha recalcado que este resultado no supone un "fracaso" para Izquierda Unida como proyecto y ha apostado por una "revitalización" y una "renovación" en los próximos meses.

Llamazares ha asumido toda la responsabilidad por la pérdida de escaños y ha querido agradecer a la militancia el apoyo y el "esfuerzo" recibido durante esta "gran campaña" electoral.

Izquierda Unida, al 97,01 por ciento del escrutinio, ha obtenido más de 940.000 votos, que se traducen en dos escaños: uno por Madrid (el propio Llamazares) y otro por Barcelona, que corresponde a Joan Herrera.

De esta manera, IU-ICV baja de los cinco escaños actuales en el Congreso a dos, el peor resultado de Izquierda Unida y una situación que no le permite formar grupo parlamentario -al no alcanzar ni cinco diputados ni el cinco por ciento de los votos a nivel estatal-.

Izquierda Unida ha perdido los segundos escaños en Madrid y Barcelona y el diputado que consiguieron en 2004 en Valencia.

"El resultado no es justo", ha opinado el actual coordinador general, que se ha comprometido a desarrollar su programa electoral de forma "coherente e intensa" donde le "toque estar" en el Congreso de los Diputados.

Después de defender la labor de su grupo parlamentario durante esta legislatura y de los grupos municipales de su federación, Llamazares ha dicho que le debe a su organización un tiempo de "estímulo" e "impulso" y no de "debate" sobre si volverá a presentarse.

El líder de Izquierda Unida ha denunciado el "tsunami" bipartidista y la "injusticia" del sistema electoral, dos de las principales críticas que ha vertido a lo largo de estos quince días de campaña electoral.

"El tsunami bipartidista no es sólo una preocupación de IU; nosotros estamos convencidos de que tenemos espacio electoral y lo vamos a recrear, lo vamos a revitalizar", ha afirmado el actual líder, que ha considerado que esta campaña bipartidista ha supuesto un "retroceso" para la democracia española.

No obstante, el candidato a la Presidencia del Gobierno ha resaltado que Izquierda Unida no ha fracasado y que se va a revitalizar ese espacio a la izquierda del PSOE que aglutina a distintos movimientos, ecologistas, pacifistas y feministas.

Además, Llamazares ha avanzado que colaborará y apoyará al próximo coordinador general que salga elegido por la militancia en la próxima Asamblea federal.

El coordinador general ha estado acompañado en su comparecencia en la sede, en la madrileña calle de Olimpo, por los principales dirigentes de la federación.

Nada más terminar su comparecencia de unos diez minutos, Llamazares ha abandonado la sede aplaudido por los más de cincuenta simpatizantes reunidos a las puertas del edificio de Izquierda Unida.

Ahora toca el turno de dar la "palabra" a la militancia, ha declarado el candidato, elegido como coordinador general en las tres últimas asambleas.