Público
Público

"Cuando llevas el día a día del PP"

El Bigotes admitió trabajar a diario para el partido pero dijo ignorar cuánto le debía

ÁNGELES VÁZQUEZ

Las horas que Álvaro Pérez Alonso, El Bigotes, pasó detenido fueron suficientes para descolocarle. Su declaración ante el juez Baltasar Garzón fue muy poco convincente. Empezó negando cualquier vinculación entre Special Events y Orange Market, y que esta última, que él preside, esté integrada en las empresas de Francisco Correa y Pablo Crespo. Cuando estaba a punto de acabar la comparecencia, afirmó que "llevaba el día a día" del Partido Popular valenciano, pero que, pese a ser su único cliente, no recordaba cuánto le debía.

Juez: "¿Cuáles son los eventos que les quedan por que les paguen?"

Pérez: "Mire, le voy a explicar, cuando llevas el día a día de un partido, como por ejemplo nosotros en la Comunidad Valenciana, hacemos actos casi a diario: mítines, ruedas de prensa, presentaciones... Entonces, no, no llevo la cuenta exactamente, porque no la puedo llevar. Entonces..."

Juez: "Yo solamente le preguntaba si usted sabía, habida cuenta de que es el presidente de Orange Market, cuál era la deuda pendiente que tiene usted con, prácticamente, su único cliente, según me ha dicho usted antes, ¿no?"

Pérez: "Sí".

Juez: "Al final del año pasado, 2008, hace un mes y poco, ¿no recuerda usted?"

Pérez: "No recuerdo, señoría".

Álvaro Pérez ignoraba que Garzón ya había interrogado a los presuntos cabecillas de la trama. Correa le contó al juez cómo el yerno de José María Aznar, Alejandro Agag, fue quien le recomendó a El Bigotes para que llevara "los actos del presidente".

El Bigotes aseguró que la contabilidad de Orange Market era independiente de la de Special Events y no pudo justificar por qué aparecía en el pen drive intervenido en la calle Serrano, en el que se recoge la contabilidad B del grupo. Se amparó en la familia que dejó en Madrid cuando él se fue a Valencia.

Las deudas con Milano y Forever Young las atribuyó a los trajes que compró para él. Negó que se tratara de regalos para autoridades. Sólo admitió su "relación sentimental" con Crespo y Correa, porque le pide "ayuda" cuando no entiende una cosa.

Las cuentas dobles
Durante toda su declaración, Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, negó que la contabilidad de Orange Market figurara en las cuentas B u opacas intervenidas en un lápiz de memoria en la calle Serrano.

"Dale algo a mi madre"
En un momento del interrogatorio, Garzón le preguntó por la deuda que consta en dicha contabilidad, que asciende en total a 689.607 euros. Pérez dijo no saber “absolutamente nada de esa cantidad”. Su explicación a los pagos consistió en que, cuando se marchó a Valencia, le dijo a Pablo Crespo que diera algo a su madre y a su hermana. Después, cuando se veían, él se lo restituía con su nómina, que dijo que ascendía a 2.000 euros.

Trajes sólo para él
Aseguró además que los trajes de Milano y Forever Young eran sólo para él.

Más noticias de Política y Sociedad