Público
Público

El local de Vilanova citado por Rajoy aparece con pintadas de "Fuera fascistas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El establecimiento en Vilanova i la Geltrú de Manel Nevot, simpatizante del PP y agente la propiedad inmobiliaria sancionado por no rotular en catalán y que fue citado por Mariano Rajoy en el 'cara a cara' con Zapatero, ha aparecido hoy con pintadas con la frase de "Fora feixistes" (Fuera fascistas).

En declaraciones a la Agencia Efe, Nevot, que asistió anteayer al mitin central del PP en Cataluña en apoyo de Rajoy, ha asegurado que esta mañana se ha encontrado con el cristal de su comercio y el mármol de la entrada al local pintados con esta frase insultante.

En el segundo cara a cara en televisión, celebrado el pasado lunes, Rajoy se dirigió a Zapatero para espetarle: "Tengo aquí un expediente de un ciudadano catalán al que se ha multado con 400 euros porque en la fachada de su comercio consta (en castellano) 'Fincas Nevot. Api. Compra-venta de pisos, solares y rústicos', que por lo visto vulnera los derechos lingüísticos de los consumidores. Eso lo hace un gobierno suyo, del PSOE".

Nevot lamentó posteriormente su situación, que achacó a la política "exagerada" que aplican fuerzas nacionalistas e independentistas, aunque dejó clara su opinión de que el castellano no está perseguido en Cataluña.

Este API ha dicho desconocer hoy quién ha podido hacer las pintadas en su local, que está situado en la Rambla Samà de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), y ha informado de que al verlas ha llamado a los Mossos d'Esquadra para advertirles del incidente, tras lo cual un caporal de este cuerpo se han presentado en el lugar de los hechos.

El caso de Nevot, amigo del padre de Josep Piqué, ex líder del PP catalán, fue conocido el lunes por millones de telespectadores de toda España cuando lo mencionó Mariano Rajoy.

El departamento de Economía y Finanzas de la Generalitat precisó hace unos días que la sanción impuesta a Fincas Nevot "no es por rotular en castellano, sino por no rotular en catalán".

Tras un paseo por el barrio de Palau de Mataró (Barcelona), el presidente del PPC, Daniel Sirera, ha condenado los hechos y ha denunciado esta "situación intolerable y de menosprecio hacia la libertad y hacia los ciudadanos".

Según Sirera, los autores de estas pintadas pretenden "meter miedo" y "limitar la libertad de los ciudadanos" que quieren expresarse en castellano y denunciar estas multas "injustas".