Público
Público

López Garrido imputado por prevaricación y malversación

Por las ayudas otorgadas por el Gobierno a una fundación del PSOE. La Secretaría de Estado para la UE asegura que presentó su renuncia como patrón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, el juez Marcelino Sexmero, ha decidido admitir a trámite una querella que acusa al secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, de delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por las ayudas otorgadas desde su Secretaria a la Fundación Alternativas, de la que fue patrono.

El magistrado, en el auto dictado hoy por el que abre la investigación y al que ha tenido acceso Servimedia, señala que los hechos denunciados, de ser ciertos, 'podrían ser constitutivos de delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos'.

En concreto, el querellante, el Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro, acusa a López Garrido de haber incurrido en delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos por haber otorgado desde su Secretaría de Estado dos ayudas a la Fundación Alternativas por un importe total de 78.000 euros.

En la denuncia se asegura que continuó figurando como patrono siendo ya secretario de Estado

En este sentido, la querella asegura que López Garrido, a pesar de haber sido nombrado secretario de Estado para la Unión Europea el 15 de abril de 2008, continuó figurando como patrono de la Fundación Alternativas hasta el pasado 24 de mayo, según los datos recogidos de la página web de la institución.

La Secretaría de Estado de la UE asegura que Garrido presentó su renuncia como patrón de la fundación 'nada más ser nombrado secretario de Estado'. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado al respecto que 'la posición del Gobierno es de respeto absoluto a las decisiones judiciales y confiamos en que todo esto se aclare muy pronto'.

La primera ayuda objeto de la querella tuvo lugar el 22 de julio de 2008, cuando López Garrido firmó la concesión de ayudas correspondientes a ese año. Dentro de esta partida, la Secretaría de Estado otorgó 60.000 euros a la Fundación Alternativas para el análisis de los resultados de la encuesta 'Hablemos de Europa ¿qué Europa queremos?'.

La Secretaría de Estado de la UE asegura que suspendió todas sus actividades con la entidad

Posteriormente, el 14 de mayo de 2009, López Garrido firmó una nueva resolución a través de la cual su Secretaria de Estado concedió una ayuda por importe de 18.000 euros a la Fundación Alternativas para poner en marcha el portal de Internet de título '¿Qué Europa queremos?'.

El juez Sexmero indica en su auto que procede la admisión a trámite de la querella 'así como la práctica de las actuaciones necesarias para la averiguación y esclarecimiento de los hechos'. Ante esta decisión cabe recurso de reforma en un plazo de tres días.

En declaraciones a Europa Press, fuentes de la Secretaría de Estado para la UE han aclaron que López Garrido 'no es patrón de la Fundación Alternativas, tal y como asegura el Centro Jurídico Tomás Moro en el texto de la querella'. Precisan que López Garrido suspendió todas sus actividades en relación con la Fundación Alternativas a través de una carta con fecha de 21 abril de 2008 a Pere Portabella, presidente de la entidad. Señalan asimismo que las subvenciones otorgadas por esta Secretaría de Estado son públicas (se pueden consultar en el BOE o en la web).

Además de la Fundación Alternativas, reciben fondos otras muchas entidades como la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que dirige José María Aznar, San Pablo CEU, Instituto de Empresa, LECE, Universidad de Navarra o la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza, por citar algunos, añaden las fuentes.

Desde el Partido Popular no han tardado en reaccionar a la noticia de la imputación de López Garrido. Carlos Iturgáiz, eurodiputado del PP, ha exigido al PSOE que aplique 'la misma vara de medir que ha pedido para todos' en los casos de imputaciones de políticos, en los que exigía la dimisión de dirigentes conservadores relacionados con el caso Gürtel. 

Para Iturgáiz se trata de 'una noticia grave y preocupante', porque supone 'un brete' para la Presidencia de la UE que España asumirá el 1 de enero de 2010. 'Mala entrada haría España si el señor López Garrido siguiera en su puesto', ha insistido.

Más noticias en Política y Sociedad