Público
Público

Losantos, defraudado por sus testigos del PP

El locutor de la Cope acusa a Zaplana, Acebes y Aguirre de hacer "un ejercicio de manipulación y caradura total" al declarar que Gallardón no contradijo la línea del PP al pedir "mirar al futuro"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si un juicio fuera un combate de boxeo, el ganador a los puntos de la sesión del juicio celebrado ayer contra el periodista Federico Jiménez Losantos por la querella que le interpuso el alcalde de Madrid por decir que quería que quedaran impunes los 192 muertos de los atentados del 11-M, sería Alberto Ruiz-Gallardón 

Los primeros testigos de la mañana, todos ellos propuestos por la defensa, respondieron al guión marcado. El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, ratificó la discrepancia demostrada por Gallardón con su partido, que hace que 'otros compañeros le llamen traidor'. El ex presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo Francisco, José Alcaraz, contó cómo 'descorazonó' a las víctimas del 11-M la propuesta del alcalde de Madrid de 'obviar' los atentados y 'mirar al futuro'. El eurodiputado Luis Herrero también vino bien a las tesis de la defensa, al decir que el alcalde 'explota con cierta habilidad' su enfrentamiento con Losantos.

Sin embargo, luego cambiaron las tornas y ninguno de los pesos pesados del PP citados respondieron a las expectativas que debió hacerse el periodista cuando su defensa les llamó a declarar. Eduardo Zaplana fue reacio a la hora de responder si la propuesta de Gallardón que levantó la polémica discrepaba de la línea oficial del partido, pero cuando le llegó el turno a Ángel Acebes dijo tajantemente que la expresión 'obviar el 11-M', utilizada en muchas de sus preguntas por la abogada de Losantos, Cristina Peña, fue 'un titular de prensa'.

El secretario general del PP en funciones añadió que lo que dijo era que 'no había que distraerse de los errores del Gobierno y que lo teníamos que hacer eran propuestas de futuro'. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que se definió como 'amiga' de acusado y querellante ('aunque discrepemos', añadió), no le fue a la zaga y señaló que 'mirar al futuro' no contradice la línea del PP.

La defensa de Jiménez Losantos pareció versar sobre cuatro patas: las víctimas del 11-M, los 'puntos oscuros' de la instrucción de los atentados, las diferencias entre un artículo escrito y una tertulia radiofónica y la trayectoria política de Alberto Ruiz-Gallardón.

Todo estaba preparado para que cada testigo reafirmara estas líneas apuntadas por el propio Losantos en su declaración ante la juez de lo Penal número 6 de Madrid, Inmaculada Iglesias. Las cosas no salieron como preveía, porque cuando terminó la sesión él mismo dijo, al ser preguntado por sus testigos, que habían hecho 'un ejercicio de manipulación y caradura total', informa Efe. En Libertad Digital y su blog les tachó de 'desertores morales'. Explicó que les citó, porque en los dos últimos años 'los de su partido han criticado' a Gallardón 'por llevar la contraria a la línea del PP'.

La declaración de Losantos fue varias veces interrumpida por parte de la juez, que intentó durante todo la vista evitar que se excedieran los hechos que enjuicia, y declaró 'impertinentes' las preguntas referidas a la sentencia del 11-M, porque ese juicio 'ya se ha celebrado', o a la trayectoria política de Ruiz-Gallardón, al que 'no se juzga'. El locutor llegó a decir no saber qué tenía que decir, porque le 'cortaban continuamente'.

A pesar de ello, justificó las frases que realizó sobre el alcalde de Madrid a partir del 8 de junio de 2006, diciendo que quería 'buscar justicia para las víctimas del 11-M, porque en la instrucción hubo deficiencias que aparecen en la sentencia'.

El fiscal Alfonso San Román le preguntó si para defender su 'ánimo informativo' era necesario llamar a Ruiz-Gallardón 'traidor, lacayo de la oposición y farsante'. El acusado, que recordó que él mismo es víctima del terrorismo, insistió en que conoce al alcalde de Madrid desde hace 21 años, y continuamente ha discrepado de la línea oficial de su partido, en este caso, partidaria de instar la investigación de los atentados. Algo que recordó Pedro J. Ramírez, al decir que el propio Gallardón se ha calificado a sí mismo como 'verso libre', el ex presidente José María Aznar lo llamó 'desleal' y 'otros compañeros, traidor'. Tras declararse responsable de la celebración del juicio, porque él sacó a relucir el asunto en la tertulia radiofónica, añadió que Losantos habló de Gallardón 'en un plano de los utilizados en un colegio de ursulinas'.

Jiménez Losantos se enfrenta a una petición fiscal de multa de 72.000 euros por injurias graves continuadas contra el alcalde de Madrid, que eleva su petición de pena a 168.000 euros. Alberto Ruiz-Gallardón ha renunciado a solicitar una responsabilidad civil, aunque se reserva la posibilidad de ejercer acciones civiles. En este trámite es cuando puede concedérsele una indemnización, que destinará a las víctimas.

Más noticias en Política y Sociedad