Público
Público

Luis Auserón, un cronner punk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Luis Auserón fue el lado más punkero de Radio Futura, y ese espíritu no le ha abandonado y le ha llevado a hacer versiones de Frank Sinatra, Nick Drake, Joy Division o Iggy Pop en un nuevo disco, un álbum que le devuelve a los escenarios en su faceta más desconocida, la de un crooner punk.

"El punk es una flor que nace en un estercolero", dice en una entrevista con EFE Luis Auserón, un músico que, a punto de cumplir los 54 años, muestra su fascinación por este estilo y su capacidad para cantar en "Rubbish Garbage Junk Punk", un álbum que presenta hoy en Madrid y con el que emprende una gira que ya tiene más de veinte conciertos programados por toda España.

Este nuevo disco surgió casi por accidente, cuando se disolvió su último proyecto, un grupo de pop llamado Amantes del Eco al que "nadie" quiso y que, después de un largo periodo de "frustración", se desmanteló cuando aún tenía una fecha para dar un concierto en un bar de Madrid.

Él propuso entonces llenar esa cita con un repertorio con el que, de alguna forma, se respondía a sí mismo a la pregunta de qué canciones le gusta cantar. El concierto fue así de accidental pero suscitó tanto interés que levantó la idea de llevarlo a un disco.

"Ahora que lo oigo me parece el mejor disco que he hecho en mi vida, incluida la etapa de Radio Futura", asegura el que fuera bajista de este grupo imprescindible de la movida madrileña liderado por su hermano Santiago Auserón.

Y lo que más le ha sorprendido es que, de pronto, los medios, las salas y el público han vuelto a prestarle atención. "Yo no entiendo nada. A lo mejor es cuestión de escribir Auserón en la portada, porque así funcionan las cosas dentro de la música, que es un arte, pero también un negocio, como el arte de la prostitución".

Pero que nadie piense que echa de menos aquellos años en los que, con Radio Futura, estaba en la cresta de la ola: "Si me contrataran ahora para tocar con Radio Futura diría que no. Entonces dábamos conciertos en los que ni siquiera podía ver la cara a los espectadores de la primera fila. Ese no es el terreno de juego del rock, el terreno es el club, donde estás cerca del público".

Asegura que es "más feliz ahora", en las vías más alternativas de la música.

"Si me permiten sobrevivir haciendo mis cositas ya soy feliz, además el dinero que he ganado en otras etapas no he tenido tiempo de gastarlo, se lo han llevado antes Hacienda y la gente que me rodeaba", explica para añadir que también ahora es "bastante mayor" para soportar el ritmo de una gira de gran tamaño porque aspira "a una vida más tranquila".

Ahora, por ejemplo, puede hacer locuras como cantar en clave punk "Making Whoopee", de Frank Sinatra, o temas como "Athmosphere", de Joey Division; "Pink Moon", de Nick Drake; "Talk to the wind", de King Crimson; "Means to the end", de Joy Division; "Whithout you I'm nothing", de Placebo, o "Candy", de Iggy Pop.

"Mi selección ha sido por las letras, porque yo no salgo a cantar algo que no me creo", dice este músico al que no le entusiasma dejar el segundo plano del escenario para ponerse al frente a cantar. "Pero que no se crea nadie que no soy capaz", advierte.

El título se le ocurrió un día que andaba de "muy mala leche" y "me salieron -cuenta- las palabras basura, basura, basura, basura", que ha trasladado al inglés, idioma en el que canta en el disco este músico, que hace unos días inauguró una exposición en Santander de su obra plástica.

"La primera vez que salí en TVE fue por una exposición, antes de que existiera Radio Futura. Ahora no sé que soy, el día que tengo el arranque lo mismo cojo un spray que la Fender", y que nadie se ponga de por medio.

Más noticias en Política y Sociedad