Público
Público

Lula y Sarkozy discuten sobre cómo concretar decisiones tomadas por el G-20

EFE

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, discutieron hoy sobre cómo concretar las decisiones tomadas por el G-20 para salir de la crisis.

"Con el presidente Sarkozy discutimos sobre la necesidad de que el debate del G-20 se concrete, de que las decisiones tomen forma, en especial respecto a la financiación, cómo los créditos del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional tienen que concretarse, y también de los paraísos fiscales", señaló Lula en rueda de prensa.

Los dos presidentes estuvieron hoy en Ginebra para participar de la Cumbre Mundial por el Empleo que tuvo lugar hoy en paralelo a la Conferencia Internacional del Trabajo.

Ambos mandatarios almorzaron juntos y, según explicó Lula, debatieron esencialmente sobre la crisis y como salir de ella.

En relación a los paraísos fiscales, el presidente brasileño fue vago, aunque dijo que era un tema prioritario.

"El tema de los paraísos fiscales no es simple, hay que tener claro primero lo que es y lo que no es un paraíso fiscal. Separar bien lo que es tener dinero para especular o dejarlo en el banco para poder hacer inversiones productivas. El tema de los paraísos fiscales es difícil pero no imposible".

Donde sí que puso énfasis fue en señalar la necesidad de buscar fórmulas para ayudar a los países pobres a salir de la crisis, y asegurarse de que hay líneas de financiación específica para ellos.

"No podemos olvidar a los países más pobres, que están padeciendo una crisis que no crearon y que les puede afectar de forma muy grave porque ellos no cuentan con sistemas de bienestar social como los ricos".

Lula no dudó en señalar que Brasil y Francia "tienen una gran sintonía, que se muestra en el G-14, el G-20, y otros foros internacionales, así como en el Consejo de Seguridad de la ONU".

Precisamente, el Consejo de Seguridad y la intención de Brasil de que se amplíe será uno de los temas de debate de la Cumbre que el grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) mantendrá mañana en la ciudad rusa de Ekaterimburgo, adonde Lula se dirigirá esta noche.

"Necesitamos un Consejo de Seguridad del siglo XXI", dijo, aunque asumió que la reunión será eminentemente económica.

"Hablaremos de la reforma de la ONU, pero también de la Ronda de Doha (de liberalización del comercio mundial), de la crisis económica mundial, y de las monedas de referencia, entre otros temas".

Consultado sobre el avión de Air France que se cayó en medio del Océano Atlántico cuando cubría la ruta Río de Janeiro-París, el presidente de Brasil señaló que su homólogo francés le había agradecido todo el esfuerzo realizado por su país en la búsqueda y recuperación de los cadáveres.

"Sarkozy me ha agradecido, y me reafirmado que Francia no va a cejar hasta encontrar las cajas negras para entender realmente qué pasó", especificó Lula, quien añadió:

"Yo por mi parte aseguro que la Armada brasileña va a quedarse en en el lugar hasta que realmente no tenga nada más que hacer".

Por otra parte, Lula recibió hoy el premio "World Telecommunications and Information Society Award", que le otorgó la Unión Internacional de Telecomunicaciones por las medidas que adoptó su Gobierno para combatir la pederastia a través de Internet.

Más noticias de Política y Sociedad