Público
Público

Luz verde a la nueva orden de la Ley del Cine

El texto será enviado hoy al Boletín Oficial del Estado y a Bruselas

S. BRITO

La orden ministerial que desarrolla la Ley del Cine y que ha generado una encendida polémica desde que se presentó a la industria un primer borrador el pasado mes de junio se firmará hoy y se enviará al Boletín Oficial del Estado para su publicación, y a Bruselas para su aprobación definitiva, tal y como confirmaron ayer fuentes del Ministerio de Cultura. Se baja así el telón de uno de los dramas con pinceladas de suspense y belicismo más intensos de la temporada: el protagonizado por el director del ICAA, Ignasi Guardans, y un conjunto de cineastas que ha considerado que el texto marginaba de las ayudas a las producciones pequeñas.

El director Felipe Vega, miembro de Cineastas contra la Orden, comentó ayer a Público que en la última versión presentada el miércoles por Guardans a representantes del sector "parece que no existe un abismo tan profundo entre las grandes producciones y las pequeñas". Vega se refiere al quid de la polémica: la exigencia de un mínimo de dos millones de euros y de 60.000 espectadores para poder acceder a las ayudas de amortización, las más sustanciosas contempladas por el Ministerio.

"Una de las cosas que se ha cambiado es que se contabiliza la inversión en publicidad dentro de esos dos millones de producción, lo que permitirá a más filmes alcanzar esa cifra", apunta Vega.

Sin embargo, la nueva orden no recoge la petición principal de Cineastas contra la Orden: volver al sistema de proporcionalidad que existía antes. "Lo que le queda al cine más pequeño es renunciar directamente a la ayuda de amortización", aseguró.

Para compensar, en el nuevo texto se refuerzan las ayudas de anteproyecto que apoyan a nuevos directores, al cine experimental. Pero, ¿qué pasará con las películas medianas (que ni son grandes producciones ni son arties y que conforman el grueso de la producción española)?, se preguntaba ayer Vega.

Y atentos porque si hoy parece clausurarse un campo de batalla, se abre otro: el que podría desencadenar la Ley General Audiovisual que está prevista que se apruebe hoy en el Consejo de Ministros. La Ley incluye a las series de televisión dentro del 5% que las cadenas están obligadas a invertir en cine. Y eso al sector del cine le provoca pavor.

Más noticias de Política y Sociedad