Público
Público

Los macedonios viven la jornada de reflexión ante los comicios adelantados por la crisis

EFE

Los macedonios viven hoy una jornada de reflexión previa a las elecciones parlamentarias adelantadas a raíz de la crisis política surgida en su país tras la independencia de Kosovo y la decisión de la OTAN de no invitar a Macedonia a la adhesión por el bloqueo griego.

Candidatos de un total de 18 partidos y coaliciones se disputarán mañana los 120 escaños en el Parlamento nacional, en las sextas legislativas que celebra el país balcánico desde su independencia en 1991 de la antigua federación socialista de Yugoslavia.

Los cuatro principales partidos macedonios comparten el deseo de integrar al país en la OTAN y la Unión Europea (UE).

Unos 1,8 millones de ciudadanos con derecho a voto están convocados a las urnas en seis circunscripciones, de las que cada una elige, según un sistema proporcional, 20 diputados.

Los principales rivales en los comicios son la gubernamental y conservadora Organización Revolucionaria Macedonia del Interior (VMRO-DPMNE), del popular primer ministro, Nikola Gruevski, y la opositora Unión Socialdemócrata de Macedonia (SDSM).

Dos partidos de la importante minoría albanesa -un 25 por ciento de la población-, la Unión Democrática para la Integración (DUI), derivada de la antigua guerrilla separatista, y el Partido Democrático de los Albaneses (DPA), competirán por entrar en el futuro Gobierno.

Macedonia afronta una crisis desde que en abril pasado no fuera invitada a integrarse en la OTAN debido a la disputa con Grecia sobre la denominación del país.

El Gobierno cayó el 12 de abril, pero ya semanas antes se vislumbraba la crisis, cuando el DPA abandonó la coalición en el poder en protesta porque Macedonia no había reconocido la independencia de Kosovo, ni cumplido unas reclamaciones de la minoría albano-macedonia, como el mayor uso de su bandera y lengua.

El futuro Gobierno deberá cumplir las reformas pendientes para que la UE pueda iniciar las negociaciones sobre la adhesión de Macedonia, país candidato desde 2005.

Además, la OTAN insta a Macedonia a que encuentre antes del 9 de julio una solución al litigio con Grecia sobre el nombre del país -considerado por Atenas de tradición exclusiva del helenismo-, para que pueda ser invitada a la inmediata entrada en la Alianza.

Según los últimos sondeos, VMRO-DPMNE es el partido más popular del país, con un 31,3 por ciento de los apoyos, mientras que la ex gobernante SDSM tiene ahora sólo el 11,2 por ciento.

La VMRO-DPMNE encabeza en estos comicios la coalición denominada "Para una Macedonia mejor", una unión de 20 partidos.

"El triunfo nos abrirá paso para que trabajemos a toda fuerza y continuemos el renacimiento por una Macedonia fuerte y europea", recalcó Gruevski en los últimos mítines de la campaña electoral.

La SDSM, encabezada por Radmila Sekerinska, aglutina a seis partidos que se presentan bajo el lema "El sol - coalición para Europa", como la única formación capaz de integrar al país en la UE y la OTAN, y conseguir que sus ciudadanos viajen sin visados por el Viejo Continente.

Una de las diferencias entre ambos partidos es que la VMRO-DPMNE aboga por convocar un referéndum que corrobore cualquier solución a que lleguen Skopje y Atenas sobre el conflicto con Grecia por el nombre del país, mientras que la SDSM cree innecesaria la consulta popular.

Entre los partidos albano-macedonios, DUI es el más popular, con el 9,1 por ciento de apoyos, frente al DPA, con el 5,6 por ciento.

Más noticias de Política y Sociedad