Público
Público

La madre del joven parricida de Fuenlabrada llevaba dos años en silla ruedas

EFE

La mujer que esta mañana ha fallecido en Fuenlabrada, supuestamente asesinada con un arma de fuego por su hijo, enfermo mental, llevaba unos dos años en silla de ruedas debido a que padecía una arterioesclerosis, según han relatado a EFE sus vecinos.

Las mismas fuentes han indicado que el padre había dejado de trabajar par cuidar a la madre y que la pareja, que tiene otra hija que vive en Palencia, era encantadora y nunca habían oído discusiones o riñas entre ellos.

El joven, de 24 años, ha matado presuntamente a su madre tras herir al padre con un arma blanca, y luego se ha suicidado con un rifle de un tiro en la cabeza, sobre las 8 horas de esta mañana en el domicilio familiar, situado en el número 13 de la calle Luxemburgo, en pleno centro de esta ciudad situada al suroeste y con unos 200.000 habitantes, según el censo del 2004.

Las dos heridas del padre, que fue apuñalado en el costado, no revisten gravedad, han indicado fuentes del hospital de Fuenlabrada ,donde ha sido atendido.

Antes de acudir al centro hospitalario, Jesús López, de 54 años, ha pedido auxilio en un bar situado a unos 300 metros de su vivienda, el "Bar Nemesio", para relatar que había sido agredido por su hijo, quien según los vecinos se encuentra en paro.

De acuerdo con las fuentes policiales, los agentes enviados al domicilio han notificado que nada más llegar escucharon una discusión, sin conseguir que les abrieran a la orden de "abran la puerta, policía".

Finalmente lograron entraron, tras localizar a una vecina que tenía una copia de llaves.

En el interior de la vivienda, y según las mismas fuentes, han encontrado a la madre, Angeles Carraledo, de 52, muerta por arma de fuego, y a su hijo Fernando, de 24, agonizando con un tiro de rifle en la cabeza.

Más noticias de Política y Sociedad