Público
Público

Madrid expone su proyecto a la hora de la siesta

A las 8.30 horas Rogge abrirá la sesión y pasadas las 18.30 dará a conocer el ganador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jornada de hoy será maratoniana: la sesión será abierta por Jacques Rogge en el Bella Center a las 8.30, y el momento cumbre, sin duda el más esperado por todos, llegará sobre las 18.30 horas, cuando se anunciará la ciudad ganadora. La primera candidatura en exponer su proyecto será Chicago, con Obama ya en Copenhague, que entrará en la sala a las 8.45 e iniciará su presentación a las 9.00.

Las intervenciones durarán un máximo de 45 minutos. Después habrá una rueda de prensa. Después de Chicago será el turno de Tokio, para entonces también con el primer ministro japonés ya al frente de la candidatura. Se calcula que entre las 11.40 y las 12.00 habrá un receso, tras el cual le tocará subir al escenario a Río de Janeiro. Cuando acaben de hablar Lula, Pelé y compañía, los miembros del COI se irán a comer. A su regreso, fijado para las 14.45, llegará la hora de Madrid. Posiblemente no sea la más idónea para exponer, pues después de soportar tres ponencias y comer, es probable que a los miembros del COI lo que más les apetezca sea echarse la siesta.

Abrirá el turno Juan Antonio Samaranch junior, quien, en su condición de único miembro del COE con derecho a voto, se encargará de animar a sus colegas. Raúl es la gran baza en la sesión. La presencia del capitán del Real Madrid en la presentación final se decidió después de confirmarse que los Lakers no autorizaban el viaje de Pau Gasol y que Rafa Nadal va a participar en el torneo de Pekín. Raúl llegó ayer a Copenhague junto a Florentino Pérez y será el deportista, junto a la nadadora paralímpica Teresa Perales, quien intervendrá en la presentación.

La delegación ha anunciado una presentación de 'impacto'

Tomarán también la palabra el rey Juan Carlos, que hablará en condición de olímpico y leerá una carta del pueblo de Madrid; el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a quienes les corresponderá dejar de manifiesto la unidad de las tres administraciones cara a organizar los Juegos. También subirán al estrado el presidente del COE, Alejandro Blanco, el presidente de honor del COI, Juan Antonio Samaranch, y Mercedes Coghen, el alma de la candidatura.

La delegación ha anunciado una presentación de 'impacto', tal vez movida por las críticas que recibió en el informe de evaluación del COI. Mónica Figar Coghen, hija de la consejera delegada de Madrid 2016, volverá a aparecer en escena (ya tuvo presencia ante la comisión de evaluación) y recibirá un documento de manos del rey a modo de testigo.

A diferencia de los representantes españoles y brasileños, ni Obama ni el primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama, esperarán a conocer el resultado de la votación. Ambos abandonarán Copenhague después de las presentaciones de sus respectivas candidaturas y se perderán el momento más importante del día, cuando Jacques Rogge diga en francés la célebre frase de 'à la ville de...' Con la emoción contenida, la delegación española esperará en una sala a conocer el veredicto. Según cuál sea este, la noche en Copenhague será muy larga o muy corta. Por si es larga, la fiesta de Madrid ya está preparada.

El sistema de votación prevé tres rondas para elegir la sede. En cada una de esas fases se eliminará la ciudad de las cuatro que menos votos tenga. El proceso se acorta si alguna de las candidaturas logra la mayoría absoluta en alguna ronda. Si hay empate se realiza una nueva votación entre las candidaturas en duda.

Más noticias en Política y Sociedad