Público
Público

Málaga: Foto fija del cine español

Un documental sobre Fraga y Carillo y 'La Vergüenza', ópera prima de David Planell, abren hoy la XII edición del Festival

SARA BRITO

Los nombres clave de la jornada inaugural del Festival de Málaga , que empieza hoy, serán dos señores que poco tienen de cineastas. En sendas ruedas de prensa, Manuel Fraga Iribarne y Santiago Carrillo, por separado, sumarán más fotos y más titulares que cualquier celebridad del cine dada a la fotogenia y a la interpretación. Lo harán por su calidad de estrellas del documental Últimos testigos: Fraga y Carrillo, de José Luis López Linares y Manuel Martín Cuenca, que junto a La vergüenza, de David Planell, sirve de pistoletazo de salida a la semana grande del cine español.

En efecto, el Festival de Málaga, más allá de su primer día y de sus homenajes-al productor Enrique Cerezo- y sus invitados especiales -como Antonio Banderas-, no guarda grandes nombres de la cinematografía nacional dentro de su sección oficial a competición. Una vez más, su apuesta por las óperas primas es firme, aunque, esta vez, no venga compensada por firmas de peso, aunque sí caras conocidas.

Según el nuevo director del festival, Carmelo Romero, "las películas de Medem o Gerardo Herrero no estaban acabadas. Nosotros recogemos lo que se ha producido desde octubre de 2008 a marzo de 2009", explica.

Ocho de los catorce largometrajes que competirán por la Biznaga de Oro llevan la firma de debutantes, óperas primas que, según el director de Málaga, no responden a una voluntad o a una marca de la casa por los nuevos valores, sino al hecho de que el festival es una "foto fija del estado del cine español".

Un panorama en el que más del 55% de las películas realizadas en 2007 y 2008 son primeras o segundas películas: filmes de novatos a los que apoya con especial atención la subvención ministerial que se otorga cuando finaliza la vida comercial de una película en las salas de cine. Sólo el año pasado, 98 de los 173 filmes realizados en España fueron de nuevos realizadores, una cifra que ronda el medio millar al echar la vista atrás 10 años. La tendencia no parece certificar que a la tercera (película) vaya la vencida. Los que se quedan no son tantos.

Entre tanto debutante, hay nombres que han ido forjando expectativas durante su carrera en el mundo del cortometraje: es el caso de David Plannell, también guionista de Siete mesas de billar francés, o de Borja Cobeaga, cuyo cortometraje Éramos pocos le llevó a pisar la alfombra roja del Kodak Theater de Los Ángeles.

Precisamente, Pagafantas, de Cobeaga, marca una de las líneas más anómalas del festival: su dedicación a la comedia, un género poco querido en la mayoría de certámenes cinematográficos. Fernando González Molina presenta Fuga de cerebros, una comedia de adolescentes que traslada al prototípico grupo de paletos de las comedias americanas a Oxford en pos del amor de uno de ellos. O 7 minutos, de Daniela Fejerman, realizadora que debuta en solitario en la dirección y que ironiza sobre las citas rápidas en
busca de pareja.

Carmelo Romero corrobora que el cine español ya no tiene miedo al cine de género. "Y hablo de múltiples, desde la comedia adolescente al thriller". Entre ellos, Agallas, de Samuel Martín Mateos y Andrés Luque Pérez. Los dramas intimistas podrían dar sorpresas como el que viene auspiciado por Escándalo Films, productora de la Escac, y firmado por Mar Coll, Tres días con la familia.

"Estamos asistiendo a un cine que va al encuentro del público. Estos realizadores han pensado en el público desde la concepción de sus películas", reflexiona Carmelo Romero. No en balde, Málaga es conocido por ser el festival de España más vinculado al mercado comercial, aunque este año, a través de secciones como Zonazine o la recién creada Otros Cines, esté haciendo esfuerzos por mirar a un producto menos convencional y por registrar el aumento en la producción de documentales.

Para el nuevo director, que llega en un año de crisis en el que ha intentado "contener el gasto y reducir los costos", su sello lo ha estampado en la creación de nuevas secciones que quieren dar un panorama de 360 grados del cine español.

"Al incorporar secciones como el debate sobre los españoles en Hollywood o 5 Minutos de Cine, hemos querido hablar de la totalidad de la creatividad española". Sonrían, es la foto del festival de Málaga.

El hijo pródigo vuelve a casa para dar un premio

Es hijo predilecto de la provincia de Málaga, pero nunca ha visitado el festival de cine que se celebra en su ciudad. Antonio Banderas asistirá por fin al certamen para entregar el sábado el Premio Málaga a su amigo Juan Diego. Su presencia estará acompañada de un ciclo de sus películas más representativas y de la instalación de una exposición fotográfica sobre el rodaje de El camino de los ingleses.

Más noticias de Política y Sociedad