Público
Público

La malnutrición afecta a 13.000 niños en Mauritania, alerta una ONG española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 13.000 niños en Mauritania padecen de "malnutrición severa", ha alertado la ONG española Acción contra el Hambre (ACH), que pide la intervención de la comunidad internacional para paliar la situación de sequía que vive el país, una de las más graves de las últimas décadas.

Los menores afectados "corren el riesgo de morir, si no se toman medidas urgentes", manifestó a Efe Alicia García, responsable de comunicación de ACH, tras finalizar una misión de seis días en las regiones de Gorgol y Guidimaja, a unos 400 y 700 kilómetros, respectivamente, en el sudeste de Nuakchot.

García explicó que en estas dos regiones, la malnutrición afecta a más de un 15% de los habitantes, sobre todo entre niños menores de cinco años, los que, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se encuentran en "una situación de urgencia".

Asimismo, la responsable de ACF manifestó que 700.000 mauritanos padecen de "inseguridad alimentaria" y en el mes de junio la cifra alcanzará el millón, si las medidas de ayuda no se toman a tiempo.

Mauritania, con una población que ronda los tres millones de habitantes, ha registrado durante esta temporada una brutal caída de la producción agrícola y ganadera afectada por la falta de pastos.

"En muchos de los pueblos que hemos visitado la vulnerabilidad es extrema y los habitantes comen una vez al día", relató García, quien estimó que esta situación es consecuencia de las malas cosechas de la anterior temporada y de los precios del ganado.

Los más afortunados, subrayó, solo tienen como recursos los ingresos que les envían sus familias desde Europa, mientras que un gran número se endeudan o se trasladan a Nuakchot en busca de empleo.

En el mejor de los casos, si se produce una buena temporada de lluvias la próxima temporada, las primeras cosechas no se recolectarán antes de septiembre o de octubre 2012.

En las regiones de Gorgol y Guidimakha, la ONG, que trabaja en estas zonas desde 2006, apoya a las cooperativas de mujeres en el ámbito de la horticultura y se hace cargo de los niños malnutridos a través de una sensibilización de la higiene y de una dieta saludable.

La ONG española instaló en estas dos regiones un sistema de irrigación eficiente y construyó una presa que permite buenos cultivos de maíz y proporciona semillas fertilizantes a las cooperativas.

En su gestión, distribuye comidas a los niños a través de la colaboración con los centros de salud pública en las aldeas seleccionadas.

Sin embargo, según la responsable de ACF, estas intervenciones solo permiten responder a un 50% de las necesidades de las poblaciones vulnerables.

Más noticias en Política y Sociedad