Público
Público

Las manifestaciones contra el Gobierno se recrudecen en la capital de Túnez

EFE

Numerosos manifestantes llegados de distintos puntos del país exigen hoy en las calles de Túnez capital la salida del Gobierno de los ministros del régimen del presidente depuesto, Zine el Abidine Ben Alí, según constató EFE.

Mientras los manifestantes coreaban consignas contra el gobierno, el presidente interino, Fuad Mebaza, aceptaba la dimisión del ministro de Asuntos Sociales, Moncer Rouissi, antiguo jefe de campaña del depuesto presidente Zine el Abidine Ben Alí.

A las protestas de policías, estudiantes y trabajadores, que continuaron hoy en las calles, se han sumado cientos de personas procedentes de las regiones del interior del país que continúan llegando a la capital para pedir la ruptura definitiva con el régimen anterior.

"No nos iremos de aquí hasta que se vaya el Gobierno", grita un grupo concentrados, que se trasladó a la capital en una caravana de cerca de 200 vehículos procedentes de la región de Sidi Buzid, donde se originó la revuelta social que forzó la salida de Ben Alí.

El pasado 17 de diciembre comenzaron las protestas sociales en Sidi Buzid, tras la quema a lo bonzo del vendedor ambulante, Mohamed Buazizi.

Otras caravanas de manifestantes procedentes de las regiones de Kaserín y Gafsa, en el centro y oeste de Túnez, se sumaron hoy a las manifestaciones la capital del país.

En la céntrica avenida Habib Burguiba de Túnez, se reunieron los manifestantes que reclaman la dimisión de todo el Gobierno de transición y la formación de un nuevo Ejecutivo desvinculado del pasado.

A escasos metros, centenares de policías permanecen concentrados ante la sede del Ministerio del Interior reclamando la salida de sus antiguos dirigentes, además de mejoras salariales.

El presidente interino de Túnez, Fuad Mebaza, continuaba los contactos para formar un nuevo Gobierno de transición, indicaron a EFE fuentes próximas a las negociaciones.

Mebaza intenta encontrar personalidades reconocidas en el país y gestores de prestigio para integrar un nuevo Gobierno, que pueda acallar las protestas populares.

Más noticias de Política y Sociedad