Público
Público

Marcelo dice que "cinco puntos son muchos pero es una distancia salvable"

EFE

Marcelo, internacional brasileño del Real Madrid, aseguró que la distancia que separa a su equipo del líder, el Barcelona, es "salvable" y aunque no supo especificar dónde tiene fallos su gran rival, afirmó que "no son invencibles".

La penúltima jornada de la primera vuelta ha alejado al Real Madrid, por su tropiezo en San Mamés, a cinco puntos del Barcelona. En el vestuario blanco se hace autocrítica estos días, pero con la seguridad de que hay mucho por jugar.

"Son muchos puntos cinco, pero queda mucha Liga por delante y tenemos muchos partidos importantes en casa que el Barcelona tiene que jugar fuera. Es una distancia salvable", manifestó Marcelo en rueda de prensa.

"El Barcelona parece invencible pero no lo es. No se decir dónde está su punto débil pero más adelante se podrá ver, en el final de la Liga. Aún es pronto", advirtió.

El brasileño salió en defensa de su compatriota Kaká, de quien admitió no se le está viendo a su mejor nivel en el Real Madrid, pero pidió paciencia tras recordar lo ocurrido en la casa blanca con Zinedine Zidane.

"Veo muy bien a Kaká aunque no está en su máximo nivel como antes. Le veo en los entrenamientos muy dedicado, trabajador, siempre luchando para mejorar su nivel. Mucha gente le cuestiona porque no está a su gran nivel pero muchos cuestionaron a Zidane también. Es cuestión de tiempo porque seguro que va a llegar a su máximo nivel", opinó.

La misma defensa la realizó Marcelo con el portugués Cristiano Ronaldo que ha comenzado el 2010 con una sequía goleadora que acusa el Real Madrid.

"Al principio de temporada marcó muchos goles en pocos partidos pero la lesión le ha podido perjudicar un poco. No creo que esté mal, siempre ayuda mucho al equipo. El gol no llega ahora pero es cuestión de tiempo", explicó.

En lo personal, Marcelo reconoce que cada partido que juega en el centro del campo se va encontrando con mejores sensaciones. "Estoy muy a gusto jugando de interior, aunque soy lateral y el mister lo sabe".

"Estoy acostumbrado a las críticas porque en un equipo como el Real Madrid siempre estás en el punto de mira. No me afectan en nada. Yo hago mi trabajo para ayudar al equipo, al entrenador y al Real Madrid, no juego para lo que hablen de mi los periodistas", dijo.

Por último, aseguró que la plantilla blanca "aprende de los errores" y reflexionó sobre los que cometió en San Mamés para caer derrotado.

"Hay partidos que tiramos mucho y el balón no entra. Tenemos que acertar más, mejorar un poco la puntería porque no hemos tenido mucha suerte, pero creo que el equipo está jugando bien", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad