Público
Público

Margallo garantiza la preocupación del Gobierno por los derechos humanos en el Tíbet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha garantizado hoy que el Gobierno seguirá prestando una especial atención a los derechos humanos en el Tíbet y ha dicho que así se lo expresará a las autoridades chinas en la visita que realizará "muy pronto" a este país.

García-Margallo ha respondido así en la sesión de control del Congreso al diputado del PNV Aitor Esteban quien le ha reclamado que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, aborde la situación del Tíbet en la reunión que mantiene hoy en Tenerife con el presidente chino, Hu Jintao, durante una escala del dirigente asiático, tras participar en la cumbre del G20.

En esta cumbre, celebrada en Los Cabos (México), Jintao mantuvo asimismo un encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha aceptado la invitación de viajar a China en el primer semestre de 2013, cuando se cumplirá el cuarenta aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

En el Día de la Solidaridad Parlamentaria con el Tíbet, el diputado del PNV ha recordado que la represión ha "ido en aumento" desde 2008 en este territorio, que, en los últimos meses, la "desesperación" ha llevado a 39 tibetanos a "autoinmolarse" y que se producen "detenciones arbitrarias masivas", una situación ante la que "ningún Gobierno democrático puede permanecer inalterable".

Así, ha hecho hincapié en la importancia que tuvieron las acciones de otros países en defensa de los derechos humanos en España durante la dictadura de Franco.

El ministro ha recalcado que el respeto por los derechos humanos y la dignidad de las personas "es el norte" de la política exterior del Gobierno y ha destacado las acciones que el Ejecutivo ha desarrollado respeto a la situación en el Tíbet tanto en las Naciones Unidas como en la Unión Europea.

"Usted y yo éramos demócratas en la época a la que usted se ha referido y agradecimos la intervención exterior para respetar los derechos humanos en una España que no los respetaba. Y usted y yo seguiremos dando la batalla para que esos derechos humanos se respeten en cualquier lugar del mundo y, especialmente, en el Tíbet", ha concluido García-Margallo.