Público
Público

Maria de la Pau Janer indaga en los secretos de la vida cotidiana en su nueva novela

EFE

Tras ganar el Planeta en 2005 con "Pasiones romanas", la escritora María de la Pau Janer vuelve al Mediterráneo, y más concretamente a Pollensa, para hacerlo escenario de "Cartas que siempre esperé", su nueva novela, donde los secretos familiares, las cartas y las vidas de los héroes son protagonistas.

Marúia Pau Janer, que hoy ha recorrido todos los rincones de la localidad mallorquina de Pollensa por donde pululan los protagonistas de su novela con un grupo de periodistas, se ha sentido como pez en el agua, porque no en vano esta ciudad es el lugar de su infancia, una localidad donde se conjugan mar y montaña.

Es en estas calles donde toman vida los personajes corales de su novela, que publica Planeta y que comienza así: "Hay un lugar donde las cartas van a morir. Hay quien espera una carta toda una vida".

Y es que, en esta novela de la autora mallorquina, todos los personajes buscan en su pasado para comprender y entender su vida actual. Para ello, las protagonistas serán las cartas, unas, que están por llegar, otras, que no llegarán nunca, y otras tantas, cuyos destinatarios ya han desaparecido.

"Es una novela coral, con bastantes personajes, y cada uno de ellos con sus historias y con sus secretos, pero se podría decir que el centro de la novela está en la complejidad de las relaciones personales, en lo difíciles que son las relaciones humanas y sus secretos", ha explicado a Efe la autora.

Pollensa es otro personaje más de este libro: sus calles, sus iglesias, sus calles empedradas y angostas y sus caserones de piedra, por donde han pasado y han vivido muchos artistas y pintores nacionales e internacionales, como uno de los personajes de la novela.

Pero María de la Pau Janer quiere dejar muy claro que "Cartas que siempre esperé" no es una novela de amor y desamor, sino que es algo mucho más complejo: "He intentado explorar en las grandes historias que encierran las vidas anónimas de la gente de la calle. Todos tenemos grandes secretos y grandes pasiones, vidas intensas que quedan escondidas en la aparente normalidad cotidiana", subraya la autora.

Una novela intimista en la que esta escritora que colabora con periódicos, revistas y programas de televisión, hace del azar algo también de vital importancia.

"El azar es muy importante en esta novela, porque en un momento todo puede cambiar en la vida de las personas, y eso lo simbolizan aquí mucho también las cartas. Y hoy, por ejemplo, todo el mundo espera un e-mail, un correo que puede cambiar tu pensamiento, tu vida, o una emoción", explica.

María de la Pau Janer, profesora titular de la Universidad de las Islas Baleares, además de ganar el Planeta en 2005, quedó en 2002 finalista de este mismo premio con "Las mujeres que hay en mí". Además posee numerosos galardones, como el premio Sant Joan de Novela, el Carlemany o el Prudenci Bertrana, de votación popular del mejor libro de 1995, por "Oriente, Occidente. Dos historias de amor". También fue Premio Ramon Llull en 1999 por "Lola" y por "Eres mi vida, eres mi muerte", en el 2001.

Con esta nueva novela, María de la Pau Janer, tras recorrer las calles romanas, se reencuentra con su amado Mediterráneo; un libro con el que espera reencontrarse igualmente con sus innumerables y fieles lectores.