Público
Público

Martín Garzo dice que "Viajar se ha convertido en algo no extraordinario, banal"

EFE

A pocos días de que la estampida veraniega de turistas abarrote los aeropuertos y las carreteras, el escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo ha afirmado que "viajar se ha convertido en algo no extraordinario" y ha lamentado que se haya "banalizado" algo que debería servir "para abrirnos al otro".

En una entrevista con Efe, tras presentar hoy su última obra, "Los viajes de la cigüeña", galardonada con el Premio Llanes de Viajes 2008, Martín Garzo se ha quejado de que el conocimiento de nuevos lugares esté "muy marcado por las empresas turísticas", que proponen fórmulas en las que "todo está organizado".

En su opinión, la mayoría de los actuales viajeros "va a lugares para encontrar lo que ya sabe" de ese paraje, por lo que los destinos se han convertido en una especie de "parques temáticos" donde "no hay posibilidad de encontrar algo nuevo, ni de abrirse a alguna verdad".

Para el autor de "Los viajes de la cigüeña", en el que rememora sus trayectos en bicicleta por los pueblos de su infancia, cada viaje es "una forma de preguntarnos por quién es el otro" y por observar unas diferencias que pueden convertirse "en un factor de enriquecimiento personal".

Estas circunstancias, que vinculan esta actividad al consumo y a lo cotidiano, es lo que en opinión de Martín Garzo ha provocado que la literatura de viajes "no pase por muy buen momento", ya que este género no se dedica "a hablar de lo banal, sino de lo extraordinario, para enfrentarnos a lo desconocido".

Más allá de los viajes de placer, el escritor vallisoletano también se ha referido a los dramáticos movimientos migratorios, que provocan que miles de personas se topen con caminos "llenos de dificultades, llenos de conflictos", hasta convertirse en "uno de los grandes problemas de nuestro tiempo".

Sobre este asunto, Martín Garzo ha reconocido que quizás la literatura no está prestando "la suficiente atención, aunque está ahí con una fuerza cada vez mayor".

El autor de otras obras como "La princesa manca", "El lenguaje de las fuentes" y "Las historias de Marta y Fernando" ha confesado que escribió su última obra expresamente para optar al Premio Llanes de Viajes, el único de este género que se convoca en España, y ha expresado su "inesperada felicidad" por el resultado.

"Los viajes de la cigüeña" es, en opinión de su autor, un alegato a favor de los trayectos cortos, ya que cree que "lo valioso está cerca" y radica en las "verdades sencillas".

"Cada pedalada" en la bicicleta con la que se desplaza imaginariamente Martín Garzo por varios pueblos de la comarca vallisoletana de Tierra de Campos le ha llevado a su infancia hasta dibujar un viaje "a la memoria" que reedita cada vez que puede, según ha reconocido.

La obra está editada por Imagine y toma el testigo en el palmarés del Premio Llanes a los títulos "Viaje a la costa de las ballenas", de Juan Eslava Galán, y "El viaje de una hoja de lechuga", de Ángela Vallvey.

Más noticias de Política y Sociedad