Público
Público

Más de la mitad de los hipotecados prolongaría el plazo para pagar menos al mes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un 53 por ciento de las familias hipotecadas prolongaría el plazo de su crédito a la vivienda para tener una situación más desahogada en el mes a mes, según los datos de la primera oleada de 2008 del mercado hipotecario de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios.

La agencia indicó hoy que el número de familias hipotecadas que destinan a pagos financieros más del 40 por ciento de sus ingresos mensuales ha aumentado en 13 puntos en tan solo un semestre y más de la mitad tiene que hacer frente al pago de tres o más créditos.

Tanto los datos del mercado hipotecario como los de evolución en la compraventa de viviendas evidencian una ralentización que puede tener graves consecuencias para millones de familias españolas, según la fuente.

Poco antes de las últimas elecciones generales, el Gobierno anunció una serie de medidas para suavizar el impacto del aumento de los costes financieros en las economías familiares que tienen que hacer frente a una hipoteca, recuerda la Agencia Negociadora en un comunicado.

El Gobierno dijo que iba a facilitar el incremento en el plazo de amortización de los créditos y préstamos hipotecarios, según la Agencia Negociadora.

Para ser realmente eficaz, según esta fuente, la iniciativa requiere del impulso multiplicador que supondría el que el Estado apoyase financieramente los costes derivados del asesoramiento para elegir una nueva hipoteca en mejores condiciones generales, y no sólo en términos de aumento de plazo.

La actual situación de restricción crediticia ha barrido literalmente del mercado a docenas de microempresas de intermediación financiera, con lo que ello supone de profesionalización y solvencia de las empresas que permanecen, según la Agencia Negociadora.

Esta institución cree que la regulación del sector (pendiente desde hace meses) debe considerar la figura del intermediario financiero como clave a la hora de impulsar la competitividad hipotecaria, en el sentido ya manifestado reiteradamente por el Banco de España a lo largo de todo el año 2007.