Público
Público

Masiva movilización del Ejército y la Policía en China para ayudar en las labores de emergencia

EFE

Un millón y medio de efectivos de la Policía, el Ejército y otros cuerpos de seguridad han sido desplegados en las zonas del centro y sur de China, que sufren el peor invierno en 50 años con grandes nevadas, para ayudar en los trabajos de emergencia, informó hoy la prensa estatal china.

La mayoría de los efectivos (alrededor de un millón) son policías que intentan descongestionar el tráfico en las colapsadas carreteras, donde ha llegado a haber casos de conductores que murieron de frío tras esperar durante horas en un atasco.

Las nevadas, en zonas donde raramente nieva en invierno, han causado más de 60 muertos y más de 30 millones de afectados.

Además, 150.000 soldados del Ejército de Liberación Popular, 303.000 efectivos paramilitares y 14.000 médicos ayudan en la "campaña antinieve", como la denominó hoy la agencia estatal Xinhua.

Las nieves más copiosas en medio siglo han dejado centenares de miles de viajeros bloqueados en las estaciones de tren intentando regresar a sus casas, y redujeron el suministro de carbón en muchas centrales térmicas del centro del país, causando una grave crisis energética.

La Asociación Meteorológica de China advirtió hoy que seguirán las nevadas en las regiones afectadas durante los próximos tres días y el frío extremo en otros 10, por lo que recomendó a los ciudadanos que salgan de casa lo menos posible y ahorren energía.

Aunque Hunan, provincia que sufría problemas de abastecimiento energético, parece haber mejorado su situación, hoy hubo fallos de energía en las vecinas Guizhou y Hunan, también en el centro del país.

El Gobierno chino destinó más de 17 millones de dólares a las zonas afectadas, mientras algunas organizaciones han comenzado a recaudar dinero como la Federación de Mujeres de China que ha donado 530.000 dólares.

En estaciones de tren como la de Cantón, donde más de 600.000 viajeros -en su mayoría trabajadores inmigrantes- esperan desde hace días un tren para poder volver a casa, la situación sigue siendo caótica, pese a que el Gobierno les instó a que desistan de viajar en estas fechas y se marchen a sus domicilios.

Muchos de estos viajeros quieren estar en sus hogares familiares durante las fiestas del Año Nuevo Lunar (7 de febrero) y continúan esperando que el tiempo mejore y les permita tomar un tren.

Mientras se intenta luchar contra el caos de transportes, el desabastecimiento energético y el mal tiempo, China ya ha elegido a tres "mártires" como símbolo de la batalla contra la nieve: trabajadores que murieron mientras retiraban el hielo de unos postes eléctricos.

Los tres fueron condecorados póstumamente como "mártires revolucionarios" por el Gobierno de la provincia de Hunan, y el primer ministro, Wen Jiabao, se reunió con sus familiares, dedicándoles una ligera reverencia, la tradicional forma china de mostrar respeto en un funeral.

Más noticias de Política y Sociedad