Público
Público

"Mataharis", de Icíar Bollaín, en el Festival de Filmes de Mujeres de Créteil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La XXX edición del Festival Internacional de Filmes de Mujeres de Créteil se abre hoy con amplia presencia de producciones hispanas, entre las que destaca el preestreno en Francia del cuarto largometraje de Icíar Bollaín, "Mataharis".

A este filme, que se proyectará el próximo día 20 en Créteil, ciudad limítrofe con París, se le añaden tres cortometrajes españoles de los treinta competidores en el festival, dos de ellos en coproducción.

Se trata de "Un Hombre Tranquilo", de Arantzazu Gómez Bayón; "Im Fluss/Au Fil de l'eau", de Claudia Lorenz y Cecilia Barriga (coproducida con Suiza); y "1997", de Peque Varela (con el Reino Unido).

Estará también presente en esta trigésima edición del certamen, que concluirá el próximo día 23, el corto "Ela", de Silvana Aguirre, coproducido con Perú y Reino Unido.

La lista de cortos, cuatro de ellos en coproducción, se completa con obras procedentes de Irán, Polonia, Suecia, Grecia, Holanda, Nueva Zelanda, Italia, Australia, Palestina, EEUU, Serbia, Alemania, Bélgica, Israel, Croacia, Holanda, Reino Unido y nueve de Francia.

El apoyo a las jóvenes realizadoras y a sus filmes más recientes es uno de los objetivos del festival y de su competición, que en el terreno de los largometrajes propone veinte filmes en dos apartados: ficción y documental.

Las diez cintas de ficción en lucha por el Gran Premio del Jurado, el principal galardón del festival, dotado con 3.800 euros por la Secretaría de Estado francesa para la Solidaridad, vienen de Taiwán, Irán, Rusia, Francia, y una coproducción turco-alemana.

Dos cintas de EEUU y también de la India, una en coproducción con el Reino Unido, completan la selección.

En el apartado de documentales hay tres producciones francesas, -una de ellas junto con Argelia-, dos de Canadá, una chino-británica, y las cuatro restantes de EEUU, Australia, Corea e Israel.

En cuanto a la sección retrospectiva, este año ha sido titulada "30 ans/30 films" para celebrar los treinta años de vida del festival, durante los que el cine "ha acompañado el movimiento de emancipación de las mujeres del mundo entero", y se han logrado "grandes avances", indicaron sus organizadores.

Las películas exhibidas en estos treinta años han sido principalmente europeas, llegadas de España, Alemania, Francia, Suecia, Bélgica, Suiza, o Italia, pero también de México, Brasil, Nueva Zelanda, India, Senegal, Túnez, Palestina, Japón, Israel o Estados Unidos.

Entre ellas, la española "Mi vida sin mí" (2003), de Isabel Coixet; la mexicana "La Niña de la piedra" (2006), de Maryse Sistach; la brasileña "Um Ceu de Estrellas" (1996), de Tata Amaral; y la hispano-argentina-italiana "La Niña Santa", de Lucrecia Martel.

La invitada de honor de la actual edición será la actriz, directora y escritora Josiane Balasko, a quien se dedicará el "autorretrato" del año con la proyección de uno de sus filmes mañana.